Virus de la desigualdad

Mónica Banegas Cedillo

146

Este virus nos mostró de cuerpo entero la dolorosa desigualdad que vive el mundo y específicamente nuestro país. La gestión de los gobiernos y el aporte como sociedad ha sido discriminatorio y el regionalismo es latente; ofende, insulta, se mofa y hace memes.

¿Por qué los monos no se quedan en sus casas?”. Porque obligarles a quedarse en  sus casas diminutas de caña, sin techo, sin aire acondicionado, donde la sala es cocina, comedor y dormitorio a la vez; donde viven familias enteras sin las comodidades de los que sí pudimos quedarnos en casa.

En esta crisis evidenciamos que el #QuedateEnCasa no aplica para todos.  No aplica para los que tienen que trabajar todos los días, porque día que no trabajan día que no comen; si no les mata el virus, les mata el hambre.  Cuando todo termine y regresemos a la normalidad, ojalá no siga siendo normal la desigualdad inescrupulosa y campante, y el país no siga dividido entre los cultos que se quedaron en casa leyendo libros, y los monos incultos que no obedecen. (O)