Quito retira a 2.000 vendedores por incumplir disposiciones de emergencia

246
AME6801. QUITO (ECUADOR), 21/03/2020.- Vendedores de mascarillas en las afueras del Mercado Mayorista, el mayor centro de acopio de productos en Quito, a donde acudieron ciudadanos para abastecerse de productos y víveres debido al estado de emergencia y toque de queda nocturno en el país por el coronavirus, en Quito (Ecuador). Dieciséis de las 24 provincias de Ecuador registran algún caso de coronavirus y se confirman este sábado 506 positivos y siete fallecidos en el país, la mayor parte en la suscripción costera de Guayas, informó el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE). EFE/ Jose Jacome

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) de Quito, ha retirado de las calles de la capital ecuatoriana a 2.000 vendedores del espacio público por incumplir las disposiciones estipuladas en virtud de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Así lo informó este martes el Municipio de Quito en un comunicado que precisa que los comerciantes fueron sancionados por el mal uso de la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE), documento indispensable para el ejercicio de cualquier actividad económica dentro de la ciudad de Quito. Además se clausuraron 42 establecimientos.

“Hemos puesto nuestras vidas en servicio de la ciudad. Ahora sólo necesitamos que la ciudadanía se quede en casa”, manifestó la supervisora metropolitana de Control, Estefanía Grunauer.

El boletín municipal indica que hasta la fecha se han levantado 120 actas de inicio de proceso por ventas no regularizadas, uso de mascarilla e incumplimiento de la disposición de ingresar a los mercados de acuerdo al último dígito de la cédula.

En paralelo, se han realizado 885 retenciones de productos perecederos que se vendían en los espacios públicos, “alimentos que fueron entregados al Patronato San José para beneficiar a quienes más lo necesitan”, reza el texto del Ayuntamiento quiteño.

Desde el 16 de marzo el Municipio de Quito ejecuta controles tanto de ciudadanos como comerciantes para salvaguardar la salud de la comunidad, aunque persisten casos de incumplimientos de las medidas vigentes por el COVID-19.

“Se evidencia que existe un número de personas que continúan aglomerándose para realizar sus compras y no cumplen con las medidas dispuestas, tanto por el Municipio de Quito, como por el Gobierno Central”, aclara el comunicado.

El pasado 24 de marzo, los controles del municipio en el Mercado de San Roque provocaron disturbios entre agentes y comerciantes que se resistían a abandonar su lugar de trabajo, lo que provocó el cierre del mercado.

La Agencia de Control ha realizado alrededor de 280 operativos interinstitucionales de control y seguridad en toda la ciudad a fin de evitar los contagios en Quito, donde a día de hoy se registran 197 casos confirmados de los 2.240 positivos a nivel nacional. EFE