Librerías cuencanas motivan a la lectura desde casa

264
“LibriMundi Cuenca” ha preparado varias actividades para los más pequeños de la casa. Cortesía.
“LibriMundi Cuenca” ha preparado varias actividades para los más pequeños de la casa. Cortesía.

El ingenio y la creatividad han sido claves para algunas librerías cuencanas que han instaurado planes de contingencia para este confinamiento obligatorio, que afecta a sus negocios en gran medida.

Si bien la lectura es un bálsamo durante la cuarentena por la emergencia sanitaria del Covid-19, los negocios de libros han tenido que cerrar y por ende, dejar de vender. Sin embargo, le apuestan a alternativas que tratan de motivar a los lectores. Es el caso de Angi Tapia, propietaria de “Used Books” librería, quien destinó los miércoles para receptar a través de sus redes sociales, los pedidos de los libros que sus clientes requieran para disfrutar durante el aislamiento.

Este emprendimiento de compra, venta e intercambio de libros usados en español y otros idiomas es uno de los más reconocidos en la ciudad, pues la colección incluye sagas juveniles, clásicas e infantiles, a un costo asequible. “La situación nos ha afectado muchísimo, pues vendíamos fuera de Cuenca y ahora no hemos podido movilizarnos ni hacer envíos. Los pedidos dentro de la ciudad también han bajado e incluso, algunos clientes prefieren retirar los libros para ahorrarse el envío”, cuenta Tapia.

Para Belén Reibán, gerente de “LibriMundi Cuenca”, el panorama también es complejo. Ella y su equipo de colaboradores han usado las redes sociales y la tecnología a su favor, pues además de realizar recitales en línea, han convocado a los niños a escribir cuentos desde su casa. Recibieron 22 narraciones infantiles y hoy se hará un sorteo para anunciar al ganador, quien recibirá un libro de fábulas.

La librería organizó además, tertulias sobre títulos diversos, preparación de recetas con plantas medicinales, lectura de cuentos a través de Facebook Live, y otras alternativas para seguir adelante con el plan de acción que se trazó para este año. “Lo esencial es que nuestros seguidores se encuentren en actividad y motivados a seguir leyendo”, dice la gerente.

“Palier Café Libro”, la librería de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Azuay, también se ha animado por el envío de libros a domicilio. Cada día, publican a través de sus redes sociales las recomendaciones en novela, cuento, su amplia variedad de poesía, y otros géneros. Los pedidos pueden realizarse a través de la cuenta de Facebook de la librería.

Los expertos aseguran que las lecturas propicias funcionan como un paliativo indispensable para la incertidumbre y el caos, sobre todo en estas épocas. (IAJ)-(I)