Qué es de la vida de… Geovanny Sigüenza

El cuencano de 44 años fue medallista bolivariano, iberoamericano, panamericano de taekwondo.

2120

La música, más si viene de dos grandes exponentes de la salsa como el Grupo Niche y Maelo Ruiz, es la preferida por Geovanny Sigüenza para desarrollar la mayoría de sus actividades. No fue la excepción el pasado 19 de marzo cuando, en la sala de su casa, realizó una serie de ejercicios básicos de poomsae.

La rutina es parte del entrenamiento pasivo que lleva a cabo desde que decidió retirarse de la actividad competitiva. Como deportes alternativos, un tiempo se dedicó al Crossfit y al Ciclismo de Montaña. “Juego fútbol, pero no como antes. Lastimosamente el deporte me ha dejado un poco de secuelas a nivel muscular y articular”.

Sigüenza, de 44 años, fue campeón nacional desde los 16 hasta los 25 años. La Federación Deportiva del Azuay lo tiene registrado como el azuayo que más veces fue convocado a la selección ecuatoriana de taekwondo.

Entre sus triunfos internacionales destacan los títulos de 1997 en los Juegos Bolivarianos de Arequipa, Perú, y en los Juegos Iberoamericanos de Bogotá, Colombia.

El éxito lo atribuye a su esfuerzo, disciplina y al apoyo incondicional de su primo Marco Chango y de la empresa La Europea que durante un año le ayudó con una beca pese a que en el camino sufrió la rotura de la tibia. Chango intercedió por él para que trabaje de monitor en Fedeazuay y así pueda llevar el pan a su hogar.

Atender a su familia se convirtió en una de sus prioridades y en la segunda razón para retirarse de la alta competencia. La primera fue que empezó a ver que detrás suyo había buenos talentos con hambre de gloria.

Después de graduarse de Químico Biólogo, en el Colegio Benigno Malo, ingresó a Medicina en la Universidad, pero por los viajes no pudo completar el primer ciclo. “En ese tiempo los profesores no daban la oportunidad de presentar tareas o exámenes posteriores”.

Con el tiempo buscó una carrera acorde a su actividad y terminó graduándose como Licenciado en Educación Física. En la actualidad imparte sus conocimientos como docente en la Unidad Educativa American School y como entrenador en la Academia Sigüenza Sport Marketing.

“La persona que soy es gracias al deporte… Muy a parte de las medallas, de los logros que uno se pueda colgar en el cuello, lo que más le queda a uno es la formación, la disciplina, la constancia, por eso trato siempre de llevarles ese mensaje a mis alumnos en la academia o en la escuela”. (BST)-(D)

LA FRASE

“No solo hay que hacer actividad física para llegar a la alta competencia, lo pueden hacer de manera recreativa. Lo importante es pensar que el deporte es vida, es salud. Los que ya están en alto rendimiento, esfuércense, recuerden que es un estilo de vida y hay que hacerlo de corazón, con mucha pasión”.