Cantones del Azuay toman medidas ante el COVID-19

858
Ayer, en Gualaceo, las unidades de transporte fueron ingresadas a un área de desinfección.

Tras la situación provocada por el COVID-19, gran parte de los cantones de la provincia del Azuay, a través de sus Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD), activaron sus Centro de Operaciones de Emergencia (COE) para tomar acciones y evitar la propagación del virus.

Funcionarios de Gualaceo, Sígsig, Girón, Santa Isabel y Chordeleg se reunieron el fin de semana. Los alcaldes explicaron que se acatarán a los pedidos del COE nacional, es decir: suspender los eventos que realizan cada una de las entidades municipales.

En el caso de Chordeleg, a más de no realizar ninguna actividad que provoque la aglomeración de personas, los comerciantes de joyas se reunieron el sábado por la noche, y por unanimidad tomaron la decisión de cerrar por ocho días sus comercios.

Solo el sábado hubo alrededor de 400 turistas, entre nacionales y extranjeros, que estuvieron en los alrededores del parque central de Chordeleg. Ante ello, los joyeros decidieron no comercializar las joyas para evitar la atracción y la aglomeración de personas.

No obstante, Carlos Orellana, jefe político de Chordeleg, informó que cuatro joyerías decidieron abrir. Y aunque se les solicitó que sean parte del plan de los comerciantes, mantuvieron abiertos sus locales comerciales.

“Son 150 joyerías en Chordeleg, y solo cuatro decidieron abrir. Para nosotros es importante y admirable la decisión de los comerciantes porque nos estamos cuidando. Esto no ha sido una imposición, ha sido una decisión de todos porque queremos evitar el virus”, dijo Orellana a diario El Mercurio.

Con la decisión de los joyeros, ayer el centro turístico de Chordeleg lució vacío y con poquísima afluencia de turistas.

Retraso de cobros

Por su parte, el alcalde de Gualaceo, Gustavo Vera, compartió las decisiones del municipio tras la reunión de su Centro de Operaciones de Emergencia. Una de las que más llamó la atención y que tuvo apoyo de la población fue la exhortación al Gobierno Nacional de crear un plan para implementar una moratoria.

El objetivo es que las instituciones financieras públicas y privadas puedan retrasar el cobro de créditos, ya que, explicó Vera, Gualaceo es un cantón turístico y productivo, y parte de los emprendedores han obtenido un crédito para conformar sus negocios. Y con la presencia del virus, las personas han dejado de visitar los comercios.

En cuanto al resto de cantones orientales y occidentales, las medidas son las mismas que las implementadas por el COE nacional, principalmente, las que están relacionadas con las actividades organizadas por los municipios para sus poblaciones. (AWM)-(I)