La crisis de la salud y las pandemias

Hugo Darquea López

120

Se dice que las pandemias pueden ser articuladas para controlar la población mundial y que la actual pandemia causada por el CORONAVIRUS es una forma inventada por mentes dislocadas, que creen que matando en serie a los seres humanos, se logrará un equilibrio entre crecimiento demográfico y crecimiento económico. Nada más falso, el problema es de prioridades, si la Vida es un don se debe protegerla y aumentar las condiciones del desarrollo económico especialmente en alimentos y servicios de salud. Claro el multimillonario Soros y los que siguen sus instrucciones privilegian el control radical de la población. O, con el incremento de muertes que elimine el exceso poblacional. En esta pretensión se argumenta que las guerras son fulminantes ¡absurdo! También en el pasado, desde la prehistoria a nuestros días, las epidemias y en estos mismos días con esta invasión de virus de diferente naturaleza se pensaría que son y han sido las formas de lograr el equilibrio buscado. Un proceso de malthusiana visión.
Por esta vía, entonces que se elimine el fomento de la salud pública, que el IESS desmantele sus sistemas hospitalarios y que veamos impávidos la desgracia de otros en beneficio de una supuesta minoría privilegiada. Recuerdo una película en los años setenta, el personaje central, un viejo, creo que caracterizado por Spencer Tracy, debía optar por una píldora que acabe sus días o fugarse de ese mundo peculiar y a la aventura, caminar sin descanso, hasta que de forma natural llegue su término…finalmente fue conducido a un ancianato, allí terminaba la ficción con el resultado que se preveía.
Nosotros, amamos la vida. Eficacia y oportunidad son las bases de una acertada gestión de salud pública, más allá de las condenables actitudes de especulación. (O)