El cantón Nabón rechaza la minería metálica por su afectación a las fuentes de agua

731
Interviene Vinicio Jaya, representante del colectivo Cerro El Mozo. (AZD)

PROTESTAS

NABÓN.- Dada la preocupación constante de los habitantes del cantón Nabón y particularmente de la parroquia Cochapata, por la concesión de grandes áreas del territorio a la empresa minera Cachavi, para labores de minería, afectando a las fuentes de agua de las que se sirve la población tanto para el riego cuanto para consumo humano, la Prefectura del Azuay ha realizado una inspección.
Ayer en rueda de prensa, Marcelo Quishpe, director de la unidad de Gestión Ambiental, de la Prefectura del Azuay, manifestó que tras una inspección se pudo determinar que es preocupante las concesiones mineras en Nabón, pues en principio sólo se hablaba de una afectación al cerro El Mozo, con una concesión a Cachavi, de 1776 hectáreas concesionadas para la explotación de oro, plata y cobre.
Más, al verificar en la zona, los funcionarios de la Prefectura dicen estar sorprendidos porque de las 63.240 hectáreas que tiene el cantón, 15.514 hectáreas están concesionadas para minería metálica, osea el 24.5% del territorio nabonense, y lo más grave, todo eso en asientos de fuentes hídricas; lo que implica que todas las quebradas de la subcuenca del río León y microcuenca, de los ríos Oña y Shincata está amenazadas por el extractivismo.
El Prefecto Yaku Pérez, manifestó que frente a todo el tema minero y en defensa del agua, el viernes 20 se realizará una gran marcha de rechazo al extractivismo y un foro con invitados internacionales, en el que se decidirá si se insiste por tercera vez a la Corte Constitucional, para que dé el visto bueno, a fin de que el pueblo se pronuncie en consulta popular, si quiere o no minería. (AZD)-(I)