¡Excelencia!

Claudio Malo González

59

Luego de las calamitosas administraciones de la “partidocracia” llegó al poder el gobierno mágico del socialismo del siglo XXI. Su gran profeta anunció que la meta de su ejercicio del poder era la “excelencia”, para lo cual no tuvo escrúpulos en derrochar los enormes ingresos del segundo “boom” petrolero y agigantar la burocracia para beneficiar a sus fieles colaboradores, ya que todos los que osaban pensar diferente eran calificados como antipatria y la prensa “corrupta y mediocre” como enemiga del país.
Una de sus metas de excelencia fue la educación, sobre todo universitaria, para lo que creó la universidad modelo, Yachay, con gastos fuera de lo común en su infraestructura y sueldos increíbles para dirigentes y profesores importados. Con una “excelente” visión del futuro creyó que el record de cotización internacional del petróleo se mantendría, si es que no mejoraba, y la advertencia de los vaivenes internacionales ocurridos en el pasado, eran una falta de visión de los ineptos. Los hechos demostraron lo contrario y la economía debió hacer frente a las bajas del costo petrolero.
Pero sería injusto negar que sí puso en marcha obras de gran excelencia, siendo nuestra ciudad la beneficiaria de una de ellas. En el mundo de la delincuencia también se dan las categorías de mediocres y excelentes, para lo que creó la cárcel de Turi a la que ha llegado la flor y nata de delincuentes del país. Los resultados están a la vista. El ahorcamiento a seis presos por sus congéneres demuestra, inusitada excelencia para burlar la seguridad interna.
Si los juicios por soborno y corrupción, de la anterior administración culminan con la prisión del prófugo en Bélgica, sería EXCELENTE que cumpla su condena en Turi. (O)