“Cuy Comedia” y un humor que incomoda

89
Juan José Bermeo, comediante cuencano es miembro del colectivo “Cuy Comedia” que arranca hoy su temporada de presentaciones. Cortesía.
Juan José Bermeo, comediante cuencano es miembro del colectivo “Cuy Comedia” que arranca hoy su temporada de presentaciones. Cortesía.

Desde hoy, el colectivo cuencano “Cuy Comedia” ofrecerá tres shows de stand-up. Juan José Bermeo y María Elisa Muñoz acompañarán al reconocido comediante Brayan Mora, quien llega con su repertorio desde Colombia.

Si bien el humor y las líneas de trabajo de los artistas varían, lo que tienen en común es que están convencidos de que la comedia debe incomodar; y esta es la consigna que los llevó a formar un grupo en el que “todavía queda cama para más gente”.

JuanJo Bermeo”

Juan José Bermeo tiene 31 años, un hermano gemelo y es hijo del legendario comediante cuencano Humberto Bermeo: “El Señor Don Indio Manuel”. Sin embargo, su creatividad ha hecho que logre una identidad propia, cualidad que lo ha llevado a un sinnúmero de escenarios a nivel local y nacional, llegando a compartir espacio con personalidades como Pancho Viñachi, Pancho Miñaca, Ave Jaramillo, entre otros.

Mi padre y yo tenemos dos tipos diferentes de humor. Claro que he sentido esa responsabilidad que él me ha dado de hacer reír a la gente, pero más que un peso, para mí ha sido un placer”, confiesa.

El colectivo “Cuy Comedia” le debe su nombre al animal insigne de la ciudad y nace, justamente con el fin de localizar a Cuenca en el radar del humor nacional. Juan José cuenta que arrancó con 17 miembros, de los cuales quedaron él y María Elisa Muñoz como los integrantes fundadores. De a poco, el grupo fue creciendo y los comediantes varían entre los 20 y 35 años “porque la comedia es como el amor: no tiene edad”, dice.

JuanJo”, como lo conocen en su entorno familiar y profesional, tiene la capacidad natural de soltar chistes debajo o arriba del escenario. No importa el tema, cualquier espacio y contexto son buenos para reír. Él cree que el humor debe crear polémicas internas y lograr que el público se quede pensando: “En Cuenca nos hemos topado con público variado, aunque sí considero que estamos en pañales en cuestión de temáticas. Por eso, aquí prefieren que les contemos cachos. Pero bueno, vamos avanzando y poco a poco llegaremos a ese público políticamente incorrecto que amamos”.

La Eli Muñoz”

La comedia es algo que se debe tomar en serio”, sentencia de entrada María Elisa Muñoz. Con esto se refiere al estilo que definieron con Juan José, al momento de armar el colectivo.

El nombre artístico de “La Eli Muñoz” ya no es desconocido en el medio cuencano. Un repertorio personal que reflexiona sobre el sexo, el amor y lo femenino desde la sátira y el humor, la han llevado a tener un amplio número de seguidores.

Según María Elisa, la comedia en vivo o “stand-up comedy” es un tipo de expresión histriónica que crea un diálogo simple, entre el comediante y el público. Este diálogo, asegura, habla por lo general de situaciones cotidianas en las que los espectadores se identifican “porque son una suerte de espejo en el que reflejamos nuestras inseguridades. Como comediantes tenemos la responsabilidad de opinar respecto al devenir social, abordar temas de real interés, y saber lo ridículos que podemos llegar a ser con ciertas opiniones, o lo intransigentes que somos al defenderlas”.

Hierba para el Cuy”

Las tres fechas del festival “Hierba para el Cuy” inician hoy con la participación de “JuanJo Bermeo: el comediante deprimido”, “La Eli Muñoz: superando la decepción en la cama”, y Brayan Mora con su stand-up desde Colombia.

Esta noche desde las 20:00 el show se realizará en el bar La Patrona, ubicado en la avenida Diez de Agosto 3-107. Mañana, a partir de las 20:00 será en “Takiri Café-Concert”, en la Coronel Tálbot 9-39, entre Simón Bolívar y Gran Colombia. La última presentación tendrá lugar el sábado 29 de febrero a las 20:00, en el bar “Lacraft Beer Garden”, ubicado en la Rafael Torres y Miguel Moreno, esquina. Todos los eventos tienen un costo de cinco dólares.

Las rutinas de los comediantes se basarán en repertorios anecdóticos, de identificación y descripción del vivir cotidiano. (IAJ) (I)