¿Preparados para una pandemia?

151

Tenemos que hacer todo lo posible para prepararnos para una potencial pandemia, ha expresado en estos días el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El mensaje es claro: hay que proceder como si la enfermedad estuviera a la vuelta de la esquina. Y, en un mundo globalizado como es el actual lo que ocurre en otras latitudes- incluidas las más lejanas tierras- puede en seguida, ocurrir acá. Así como la globalización tiene innumerables puntos positivos, tiene también aspectos negativos y entre ellos la posibilidad de que las enfermedades se trasmitan rápidamente convirtiéndose, primero en epidemias regionales y en poco tiempo en pandemias.
En los primeros días de la aparición del coronavirus en China, parecía que las cuarentenas restringirían la temida enfermedad a pocas regiones. Pronto surgió la duda de que la información -rígidamente controlada en un país comunista como es China- no era verdadera y que no se trataba de un centenar, primero y un millar luego, de muertos, sino de varios miles. En menos de dos semanas se dieron casos en otros países como Italia, Corea e Irán, Cruceros con cientos de pasajeros declarados en cuarentena y medidas de seguridad en cada vez más aeropuertos
Finalmente, en estos días el director de la OMS acaba de anunciar que no se puede paralizar el mundo y que no es realista decir que se puede parar la transmisión entre países. En efecto, no pueden paralizarse los aviones, automóviles, barcos y trenes que comunican a los países ni la gigantesca movilidad de seres humanos por todo el planeta. La pregunta hoy para nosotros es: ¿Está el Ecuador preparado en caso de que llegue el coronavirus? Muchos sospechan que con los débiles sistemas de salud pública que tenemos, no estamos preparados. Basta recordar que durante varios días de sospechas de que un extranjero tenía esa enfermedad, las altas autoridades de salud, lo único que sabían, era que era ciudadano chino. (O)