Manuel Bravo: Hay que ganar kilómetros a la vida

En su juventud fue un velocista destacado del Ecuador. Hoy busca completar las “Marathon Majors”

1018

Manuel Bravo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, estuvo entre los cuencanos que participó en el último Maratón de Miami. El dirigente de 48 años tiene como objetivo personal completar las “Marathon Majors”, las seis más importantes maratones anuales del mundo: Boston, Londres, Berlín, Chicago, Nueva York y Tokio.

Al momento ha participado nueve veces en Nueva York, tres veces en Chicago, una vez en Berlín y una vez en Tokio. El próximo 26 de abril aspira completar el de Londres. Después buscará la marca base (3h20m) para entrar a Boston.

El atletismo fluye por sus venas desde que era un niño. Hoy lo asume como “un modelo de vida”. Sus inicios fueron en el área de velocidad. Fue seleccionado del país durante seis años consecutivos. Con apenas 18-19 años destacó en la categoría sénior. Fue medallista de plata en 800 metros durante los Juegos Odesur de Lima 1990 y fue campeón sudamericano en relevo 4×400.

Ahora se dedica a las pruebas de fondo. “Correr un maratón es un desafío personal, no buscamos marcas, buscamos realización personal”. A fin de llevar a otros a que también cumplan esa meta, fundó el Club Objetivo 42 con un grupo de amigos.

Profesión

Para mantenerse como deportista activo y servir desde la dirigencia, no descuida sus actividades profesionales. Lleva 20 años como docente universitario. Da la cátedra de Ortodoncia en la Facultad de Odontología. Dirige una especialidad de postgrados y es miembro del Consejo Académico de la Universidad de Cuenca. Además, es propietario de la Clínica Orthodent.

Sus días empiezan a las 04:30. “El deporte le ayuda a uno a aplacar el cortisol del estrés”, subraya y precisa que para llevar una vida saludable y tranquila “hay que ganar kilómetros” y no hay que pisar a nadie para alcanzar el éxito.

“Estudios demuestran que las nuevas generaciones están perdiendo el atractivo hacia el deporte y se están inclinando hacia la tecnología y los videojuegos. Creo que es importante buscar un espacio para considerar al deporte como una salida saludable a los problemas”.

Bravo tiene el apoyo incondicional de su esposa Mery Encalada y de sus hijos María José, Manolo y Gabriel. Este último tiene más afinidad con el atletismo. “No hay como obligar a los hijos a que sean como modelos de los padres, mi satisfacción es verlos desarrollarse en lo que les gusta”.

Complemento

Al frente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo ha recibido algunos reconocimientos por ubicar al país en puestos estelares en diferentes certámenes internacionales. En septiembre del 2019 recibió de la World Athletics el premio “IAAF Veteran Pin” por “su largo y meritorio servicio a la causa del atletismo mundial”.

Otras pasiones complementarias son los libros, el fútbol y el rock. Cuenta que no se ha perdido una Copa Mundo a la que clasificó la Selección Nacional Absoluta de Fútbol (Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014).

El rock es parte de sus actividades desde el colegio. “Somos una generación de los 80 y 90 donde han estado los mejores grupos de música desde Queen, Bon Jovi, Metálica… Si prefiere un rock suave puede oír Air Supply, pero si quiere un rock duro puede ser Metálica, le activa la dopamina y a correr se ha dicho”. (BST)-(D)

Sus referentes

Dirigentes: Jacobo Bucaram, Ernesto Cañizares, Guillermo Jaramillo. “Fueron dirigentes de sepa que sirvieron al deporte, hoy siguen en sus profesiones y son modelos a seguir”. Sebastian Coe, un “líder que está limpiando de la estelas de la corrupción y del dopaje a nuestro atletismo mundial”

Deportistas: Jefferson Pérez. “Es una persona que logró todo en el deporte y eso nadie le puede quitar”. Eliud Kipchoge, keniata que bajó de las dos horas en maratón. Usain Bolt, jamaiquino que posee los récords mundiales individuales de 100 y 200 metros lisos.