“Pumapungo requiere de una promoción urgente”

622

La noticia oficial llegó el lunes pasado en su cuenta de Twitter. “Empiezo esta semana con mucho entusiasmo y alegría”, escribió Monserrath Tello al anunciar su nuevo cargo como directora ejecutiva del Museo y Parque Arqueológico Pumapungo.

Su experiencia en este campo tiene un bagaje. Durante el periodo 2014-2019 fue Concejal de Cuenca y desempeñó la función de presidenta de la Comisión de Cultura.

En una entrevista para diario El Mercurio, cuenta sobre sus principales y posibles líneas de trabajo, es decir, las que ha podido identificar en esta corta semana de gestión, desde que asumió la dirección.

¿Cuáles son sus expectativas al aceptar la Dirección Ejecutiva?

Para empezar, hay algo que pocos cuencanos conocen y es que el Museo Pumapungo es una Entidad Operativa Desconcentrada, EOD, del Ministerio de Cultura. Esto quiere decir que gozamos de cierta autonomía y de delegaciones de funciones para tomar decisiones en temas administrativos y financieros. Cuenca siempre ha estado a la vanguardia de la autonomía e independencia, hay que decirlo. Y creo que el hecho de que el Museo Pumapungo esté en la ciudad, ha hecho posible que se genere una suerte de descentralización durante varios años. Tras haber trabajado tantos años como Concejal y en ámbitos legislativos, de fiscalización y sobre todo, en la promoción y creación de políticas públicas para la cultura, pienso que este nuevo cargo es un reto porque la finalidad es la ejecución de planes, programas y proyectos relacionados con el Museo y Parque Arqueológico Pumapungo.

Como principales expectativas están el poder revitalizar este espacio, darle un nuevo sentido y una reconceptualización. Ha estado un poco en “stand by” y debemos buscar que se generen varios diálogos. Me refiero a otras formas de vincularse con los nuevos públicos, a través de conceptos más modernos, más contemporáneos si se quiere.

¿Cómo lograrlo?

Si bien tenemos, sin duda, la función de contar la memoria, también se puede lograr un fortalecimiento de la identidad. Buscamos promocionar todos los aspectos del patrimonio material e inmaterial del museo, sin embargo, hay que darnos cuenta de que el Pumapungo puede ser un espacio con un espectro no solamente local, sino nacional y regional. Incluso, podríamos expandir nuestras fronteras para ser un referente del Austro del país.

Este año es importante. ¿Se han marcado las principales líneas de trabajo?

El 2020 es importantísimo, es el año del Bicentenario y además, se cumplen 40 años de la creación del Museo. La intención es fortalecer estas conmemoraciones tan fundamentales. Hemos pensando en primera instancia, darle sentido a la asignación de los espacios, con esto me refiero a no esperar únicamente que nos lleguen las propuestas de eventos y exposiciones para las salas, sino añadir énfasis al trabajo técnico. El imaginario colectivo es que la Cultura no es más que un sinónimo de artes, pero tiene un sentido más amplio. Creo que hay que devolverle la institucionalidad a este museo. Pumapungo requiere de una promoción urgente, pues si bien, todos los archivos y colecciones tienen un registro adecuado, deberían ser parte del registro nacional; para que sean inventariados y catalogados, con el fin de generar publicaciones de los bienes y comenzar con un proceso de difusión de estos acervos culturales. (IAJ) (I)