Día de los compadres

461

El bautizo, el primero de los siete sacramentos de la religión católica, implica la incorporación de la persona a esta iglesia. Deber de los padres es educar a los hijos en sus planteamientos y, para reforzar o suplir su falta, debe participar otra persona en condición de padrino, y/o madrina. Este ritual ha dado lugar a que se establezca una relación muy cercana entre los padres del niño y el padrino que, en términos sociales, se conoce con el nombre de compadrazgo fundado en la condición paternal. Algunos antropólogos consideran que se trata de un “parentesco artificial” originado en la relación social, más allá de los vínculos biológicos.

Se trata de una vinculación en la que prima la solidaridad. No hay normas jurídicas que establezcan obligaciones y deberes de esta relación. Su fortaleza, con frecuencia, tiene más peso que el parentesco legal. Se trata de una vinculación de cercanía, en la que pesa el compromiso que asumen las partes al aceptar este acuerdo cuyos resultados tienen efectos positivos en las relaciones sociales. Se cree que, cuando alguien tiene que tomar una decisión favorable, debe dar prioridad el compadre sobre otros aspirantes. Su abuso, en ciertos casos, puede tener efectos injustos y negativos, similares al nepotismo, sin que haya disposiciones legales que prohibitivas; se habla de compadrazgo

Dese hace no muchos años, en un día como hoy –el jueves anterior al carnaval- se ha intensificado la celebración del día de los compadres mediante actos públicos organizados por la municipalidad. Consideramos que esta decisión, y su aceptación del público, son positivas, como todas las que fomentan la armonía social. En este caso, sin que conste en calendarios oficiales, coincide con la cercanía a los carnavales que es una forma de celebración tradicional en la que se exalta la alegría de muy diferentes maneras, lo que es importante en sociedades en las que limitaciones y hechos dañinos perturban las relaciones.