Irán denuncia “crimen de guerra” tras bombardeo saudí contra civiles en Yemen

277

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, que apoya a los rebeldes hutíes, condenó este domingo como “crimen de guerra” el bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudí en el noroeste del Yemen, que causó la muerte de decenas de civiles.

El portavoz de Exteriores, Abás Musaví, criticó en un comunicado que “el silencio de la comunidad internacional” ha llevado a la citada coalición a violar “todas las normas internacionales y humanitarias”.

“Durante los últimos años, hemos sido testigos de que cada vez que las fuerzas de la coalición, lideradas por Arabia Saudí, reconocen derrotas humillantes en el campo de batalla, llevan a cabo asesinatos inhumanos de civiles”, subrayó el portavoz.

El ataque en la provincia yemení de Jawf se produjo ayer poco después de que los hutíes reivindicaran el derribo con un misil tierra-aire de un avión de combate perteneciente a la coalición árabe, que interviene en el país contra los insurgentes.

Según los datos preliminares de la ONU, 31 civiles murieron y otros 12 resultaron heridos, mientras que los hutíes denunciaron al menos 40 muertos y heridos, en su mayoría mujeres y niños.

Jawf es un campo de batalla entre los hutíes, que desde 2014 controlan la capital Saná y amplias zonas del norte y oeste del país, y las fuerzas leales al presidente yemení reconocido internacionalmente, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Irán respalda a los rebeldes, aunque niega enviarles armamento, como denuncian Arabia Saudí y Estados Unidos, lo que supondría una violación de la resolución del Consejo de Seguridad que prohíbe la venta directa o indirecta de armamento a este grupo.

De hecho, hace tres días, la Armada estadounidense anunció que se incautó el pasado 9 de febrero de armas y otros componentes militares de origen iraní que tenían como destinatario a los hutíes.

Entre las armas incautadas figuran 150 misiles guiados antitanque “Dehlavieh”, tres misiles tierra-aire, miras térmicas, municiones y armamento avanzado, todos ellos diseñados y ensamblados en Irán, según la nota.

En respuesta, el “número dos” de la Guardia Revolucionaria iraní, Alí Fadaví, desestimó ayer esta acusación y afirmó que “los estadounidenses ocasionalmente plantean tales problemas para justificar sus derrotas en el Yemen”.

Irán y Arabia Saudí mantienen en el Yemen una guerra subsidiaria en el marco de su rivalidad por la influencia en la región de Oriente Medio. EFE