Reacciones por demanda de firma China por el proyecto Río Blanco

1856
Minera China pide millonaria indemnización por dejar el proyecto minero Río Blanco. XCA

La millonaria demanda que acaba de plantear contra el Ecuador la empresa Junefield Ecuagoldmining South América, de China, genera las primeras reacciones en la provincia de Azuay.

Esta compañía es la concesionaria del proyecto minero Río Blanco, ubicado en las parroquias Chaucha y Molleturo, de Cuenca, que está detenido desde junio de 2018 por orden del Juzgado de la Unidad Judicial Civil de Cuenca.

Los campamentos, oficinas, bodegas y otras instalaciones de esta compañía han sido destruidos e incendiados por comuneros de esta zona, quienes se oponen a la explotación minera.

Junefield Ecuagoldmining South América en octubre de 2019 terminó de evacuar a todo su personal de este sitio por motivos de seguridad y dejó algunas máquinas y herramientas.

Por ahora está pendiente una resolución que debe emitir la Corte Constitucional del Ecuador (CCE) para conocer si esta firma extranjera puede o no reanudar su trabajo.

No obstante y mientras esto se resuelve, según Enrique Gallegos, titular del Viceministerio de Minas, esta minera china presentó una demanda al Estado por incumplimiento.

Pide una indemnización de 480 millones de dólares para llegar a un acuerdo amistoso para retitarse de Río Blanco. Este es un requisito previo a la presentación de una demanda internacional.

Patricio Vargas, presidente de la Cámara de Minería del Azuay, expresó: “lamentablmente estamos viendo lo que estaba previsto, esto es una primera demanda y si siguen estas circunstancias van a venir más demandas…”.

Agregó: “y lo peor es que el prestigio del país va a quedar por los suelos, la inversión extranjera va a ser renuente de venir al país… Y con esto le estamos abriendo más aún la puerta a la minería ilegal…”.

Vargas cree que Junefield Ecuagoldmining South América tiene posibilidades de ganar el proceso legal dado que ha cumplido con todos los requisitos legales, tiene un título minero vigente y una licencia ambiental.

Pedro Palacios, alcalde de Cuenca, aseguró que no se trata de un tema financiero, sino económico: “cuando hablamos de un tema económico es un tema social y hay que poner el componente social en los análisis…”, refirió.

Y acotó: “aquí la preocupación no sería esa, la preocupación es como los ciudadanos de Cuenca y el Gobierno Nacional vamos a trabajar en conjunto para proteger esa zona…”.

El burgomaestre considera que se tiene que determinar con precisión quien va a cuidar esta área para evitar el ingreso de mineros ilegales, como ha ocurrido en otras ciudades del país. (CSM)-(I)

DETALLE

Río Blanco, que está en Cuenca, es uno de los cinco proyectos mineros considerados como estratégicos que tiene Ecuador.

RESERVAS

Según Marco Quezada, catedrático e ingeniero en medio ambiente, Río Blanco es una concesión minera que inició en 1993 a cargo de la empresa Rio Tinto-Zinc Corporation (RTZ), de Gran Bretaña.

Luego pasó a la compañía San Luis International Minerals Corporation (IMC), de Canadá y finalmente, en 2012, fue vendida al grupo Junefield Ecuagoldmining South América, de China.

Esta compañía en agosto de 2016 inició la etapa de explotación. Calculó una reserva de 605.000 onzas (oz) de oro y de 4.307 millones de plata. Esta zona está a unos 3.900 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Con esto el Gobierno Nacional calculó un beneficio de 191,49 millones de dólares en recursos directos, impuestos y utilidades laborales hasta 2027, dado que la vida útil del yacimiento está calculada en unos 11 años.