Ministro de Transporte pide a Quito decidir si quiere un Metroférico

373

El ministro de Transporte y Obras Públicas de Ecuador, Gabriel Martínez, cree que ha llegado el momento de que Quito decida si quiere tener un Metroférico o que, por el contrario, presente planes alternativos para que los estudie el Ejecutivo nacional.

“Se está desperdiciando a un inversionista que está con los fondos, con la capacidad técnica, con las credenciales constructivas para poder hacer este proyecto”, manifestó en una entrevista con Efe en la que aludió a ese proyecto para conectar el centro de Quito con el valle de Cumbayá.

Ese proyecto anunciado a finales de 2018 por el presidente Lenín Moreno para conectar amplias zonas de la capital de Ecuador no termina de arrancar porque el Municipio quiteño mantiene competencias que reclama el Gobierno.

Con un CAPEX de 740 millones de dólares y propuesto por una empresa austríaca, la iniciativa se ve obstaculizada por la negativa del Concejo del Municipio de trasladar facultades al Ministerio de Transporte para la fijación de la tarifa.

Un hecho que dificulta que salga adelante porque el inversor quiere garantías del firmante del contrato, en este caso el Estado, de que la inversión de unos 100 millones de dólares es segura.

El proyecto del Metroférico consta de dos fases, la primera, de 500 millones de inversión, y que se proyecta desde el Parque de la Carolina a Tumbaco, unos 20 kilómetros, y una segunda hasta el aeropuerto de Tababela, que comprende una docena de kilómetros adicionales.

Martínez señaló que se trata de una vía alternativa para agilizar el tráfico de vehículos en la saturada capital ecuatoriana, y que desde luego “no es excluyente” a cualquier otra propuesta.

Pero en el Concejo las opiniones están divididas y la delegación de fijación de tarifa no prospera, lo que pone en riesgo que el inversor pueda cansarse y abandonar la idea.

“Si tienen un mejor proyecto sería bueno que lo presenten y, si hay un mejor proyecto al cual apoyar, el Gobierno siempre estará atrás de que se haga la obra”, indicó el titular de Transporte.

“Pero, sino no hay un mejor proyecto, negar este de aquí no tiene ningún tipo de sentido. No tiene ningún tipo de lógica”, insistió.

La firma austríaca Doppelmayr ha presentado el proyecto de iniciativa propia con base a la legislación ecuatoriana, aunque aún en el caso de prosperar deberá someterse a concurso.

Martínez explicó que, según la legislación, la firma que propone siempre tiene en esas circunstancias la posibilidad de aceptar la oferta más barata y ejecutarlo.

El bloqueo en el Concejo causa frustración en el Ejecutivo de Lenín Moreno, que reconoce, en palabras de Martínez, que “la pelota ya no está en nuestra cancha, sino en la del Concejo”.

Esta falta de delegación de competencias fue aireada la semana pasada y aunque el ministro reconoce que “no podemos coercionar” al Consistorio “para que tomen una decisión de una y otra forma”, subrayó que “lo importante es que se haga la obra”.

“Es el momento en el que los ciudadanos también exijan un poco a sus concejales cuáles son las razones de peso para negar este proyecto”, subrayó el ministro.

“No es algo inusual en el país tener delegación de competencias entre diferentes niveles de Gobierno (..) Permite al Estado realizar obras de infraestructura que en este momento no estamos en capacidad de hacerlas con recursos públicos, ni capacidad de financiamiento para realizarlas”, concluyó. EFE