Productos naturales bajo la lupa

Médicos solicitan precaución con el tipo de remedios que se consumen sin consulta previa.

692
sdr

En una inspección efectuada a inicios de la presente semana, en los alrededores del mercado 10 de Agosto, se detectaron 600 productos naturales de dudosa procedencia y fabricación que estaban listos para ser vendidos a la población.

Los productos fueron decomisados y serán destruidos, según informó Diana Rodríguez, coordinadora zonal de la Agencia de Regulación y Control Sanitario (ARCSA), quien estuvo a cargo del operativo.

Entre lo requisado se detectaron productos que ofrecen curar las alergias, eliminar cálculos del riñón, mejorar la potencia sexual y hasta curar el cáncer, pero que pueden terminar siendo un remedio peor que la enfermedad.

De acuerdo con Rodríguez, los productos decomisados presentaron registros sanitarios adulterados, falsificados, provenían del exterior sin tener una guía de aduana o simplemente no tenían mayor información sobre cómo y con qué fueron elaborados.

El médico general, Alex Maldonado, indica que la mayoría de los productos que se expenden en tiendas naturistas no han sido “testados científicamente” por lo que no hay evidencia de que tengan las propiedades curativas que ofrecen.

“Si bien es cierto que algunos alimentos y plantas pueden aliviar molestias, se requiere un proceso de laboratorio para excluir y potenciar sus propiedades curativas, y no hay garantía de que los productos naturales cumplan esa normas”, indica Maldonado.

De acuerdo con el profesional, productos para aliviar dolores musculares o molestias generales de alguna enfermedad, pueden tener en realidad analgésicos mezclados con otros elementos.

En el caso de los productos para mejorar la potencia sexual lo que pueden contener son elementos vasodilatadores, explica.

“Estos elementos sin una receta, sin una consulta o una revisión del paciente pueden, o bien ocultar enfermedades graves, o bien generar reacciones adversas como episodios de alergia, problemas estomacales y hasta episodios cardíacos”, explica.

Medidas
Rodríguez señala que como medida de prevención, antes de comprar este tipo de productos, el usuario debe revisar su registro sanitario y fecha de caducidad.

Señala que también es importante adquirirlos en un local autorizado para la venta de este tipo de productos ya que eso reduce el riesgo de ingerir sustancias peligrosas y garantiza la salubridad en el manejo de los artículos.

Las sanciones contra los locales que vendan este tipo de productos sin autorización o registro sanitario incluyen el cierre del negocio y multas de hasta 4.000 dólares. (JMM)-(I)