Líder y liderazgo

Eduardo Sánchez Sánchez

200

Sí nos remitimos al Latín, “leit” significa avanzar, constituirse en pionero o guía grupal. Sí apuntamos al anglicismo “to lead” también es guiar como un habilidad de fusionar o unir a un grupo para alcanzar determinados objetivos. Según Keith Davis de la Universidad de Arizona, como administrador de recursos humanos, dice es la habilidad de persuadir a otros a que busquen con entusiasmo objetivos definidos. La competitividad hace que las personas sean más eficaces en generar el óptimo desarrollo empresarial, mediante líderes. Los grupos humanos requieren de ellos para que los guíen en determinada dirección mediante valores de acción con escenarios de desarrollo hacia ciertos objetivos o expectativas y  de manera nutrida con el aporte colectivo. Se espera incremento de productividad, creatividad e innovar formas laborales que brinden éxito organizacional y satisfacción de las necesidades de la sociedad. El liderazgo mediante la persuasión para el logro de objetivos que generen confianza en alcanzar las metas propuestas y así será una oportunidad de servir y no de lucirse simplemente.

¿Vale la pena que nos preguntemos cuales serían los frutos sí todos empujásemos a la nave en la misma dirección? por que el burócrata no necesariamente coincide con lo dicho. Prima en muchos empleados una inercia, ya llegará el fin de mes y cobraré mi estipendio.

Una empresa, un país, alcanzan su cúspide cuando cambiamos de actitud, cuando el norte es único. Los pueblos que han sufrido dolor y gigantes perdidas por una guerra, son los que se levantan al progreso, en tanto que los ecuatoriales y sin aquella experiencia viven en el letargo del conformismo, y en muchos casos cubiertos del manto de la corrupción que tanto daño ocasiona al desarrollo de los pueblos. Y… para muestra, basta un botón. (O)