Liga de Quito es el “Supercampeón” del fútbol ecuatoriano

El estadio Cristian “Chucho” Benítez se convirtió en el primer estadio en acoger la Supercopa Ecuador.

1180

Como una suerte de revancha se tomó el encuentro para conocer al campeón de campeones del fútbol ecuatoriano, pues la Supercopa Ecuador se la jugaba entre Liga de Quito y Delfín, el primero campeón de la Copa Ecuador y el segundo campeón de LigaPro del 2019, clubes que se enfrentaron en la final de los dos torneos. Al final el encuentro se tuvo que tuvo que definir por los penales, tal como sucedió en la final de LigaPro, pero en esta ocasión la victoria le sonrió a los Albos.

La implementación del VAR en el fútbol ecuatoriano fue un plus para este cotejo en el que ya tuvo incidencia pues el empate llegó de un penal sancionado con apoyo de esta tecnología.

El encuentro

Ya desde el inicio del compromiso las dos escuadras mostraron que querían hacerse de la victoria y vaticinarían que el juego iba a ser un espectáculo para los asistentes al estadio Cristian “Chucho” Benítez. Sin embargo fueron los Albos quienes se adelantarían en el marcador a los 18 minutos luego de una llegada de Pedro Pablo Perlaza al área rival y levantar un centro para Adolfo Muñoz que alcanzó a rematar pero el portero Cetáceo, Alaín Baroja, logró desviar a medias, el balón pego en la base del parante y en el rebote fue Cristian Martínez Borja quien empujó el esférico para poner la primera del cotejo. Con la ventaja, Liga logró inclinar la cancha a su favor pero cuando el cronómetro marcaba los 43 minutos el VAR llamó al juez central y luego de unos minutos se dictaminó un penal a favor de los manabitas por una mano de Luís Ayala en el área. Al cobro llegó Carlos Garcés para poner el empate.

Penales

La segunda mitad no tuvo goles, lo que obligó a que el campeón de la primera Supercopa Ecuador se la definiera desde los doce pasos. La ejecución fue emocionante pues se tuvo que esperar hasta el último cobro para determinar al vencedor. Adrián Gabbarini, portero albo, logró tomarse la revancha y atajó un penal a Francisco Mera en la tercera ejecución del Delfín; y, no fue sino hasta la quinta y último disparo de Liga que Junior Sornoza ponía el tanto que le daba el título a los integrantes de Liga Deportiva Universitaria de Quito para convertirse en los primeros “Supercamepones” ecuatorianos. (PMV)-(D)