Keyla Díaz, una de las promesas del patinaje artístico

La seleccionada nacional destacó recientemente en el Campeonato Panamericano de Estados Unidos.

883
La guayaquileña Keyla Díaz, es una de las promesas del patinaje artístico. Cortesía

Keyla Díaz es una de las promesas del patinaje artístico ecuatoriano. La guayaquileña obtuvo la medalla de oro en el reciente Campeonato de Clubes de Patinaje Artístico, Copa América, cita organizada por USA Roller Sport que se desarrolló del 16 al 22 de enero en Orlando-Florida, Estados Unidos, en donde se subió a lo mas alto del podio en la categoría internacional infantil.

Con apenas 11 años demuestra una gran personalidad dentro y fuera de las pistas. “Me siento bien, estoy muy feliz porque es la segunda vez que gano en este Campeonato, ya que el 2019 conseguí la medalla de oro en la categoría internacional mini infantil”, dijo.

Sin embargo, confiesa que este año la competencia estuvo difícil, pues tuvo que sortear una tabla de 12 niñas de países como: Colombia, Brasil, Estados Unidos, Ecuador, México y Chile. “Mis papás están muy felices, me dicen que siga entrenando, siempre me apoyan, por lo que este triunfo ve dedicado para ellos”, destaca.

Después de su participación internacional, la deportista tiene nuevos retos planteados como los campeonatos nacionales que tienen el carácter de selectivo para el Campeonato Panamericano que tendrá lugar en Ecuador.

Sus inicios

Keyla compartió que practica el patinaje artístico desde los cuatro años, contagiada de la pasión de sus hermanas mayores María José, de 23 años, y Gabriela (26), quien tiene una escuela de patinaje llamada “Díaz Escuela de Patinaje”, que funciona desde hace cuatro años en el Puerto Principal.

A más de su personalidad, Keyla sueña en grande. “En el futuro quiero ser campeona mundial”, sostiene con mucha seguridad.

Hasta mientras, la atleta entrena sacrificadamente para dejar en alto el nombre de Ecuador en cada competencia. Practica un promedio de tres horas y media a diario, nada fácil para una niña que divide su tiempo entre los estudios y los entrenamientos.

Por las mañanas voy a la escuela David Paul Ausubel, de 07:00 a 13:00. Por las tardes entreno de 16:30 a 20:00. Me gusta mucho perfeccionar los elementos: saltos, giros…cada vez son más difíciles”, cuenta la patinadora que tiene como referente a sus dos hermanas, quienes inclusive le confeccionan sus mallas.

Como complemento del patinaje artístico, Keyla, quien prefiere las “canciones fuertes” para presentar sus rutinas de Lady Gaga, entrena gimnasia de 15:00 a 16:00, en la Federación Deportiva del Guayas (Fedeguayas).

En el poco tiempo libre que dispone le gusta jugar con sus primas y comparte mucho con su familia, sobre todo los fines de semana.

Keyla, campeona nacional desde el 2012, entrena bajo la dirección técnica de Diana Portalanza.

Apoyo incondicional

Sus padres son el pilar fundamental en la corta pero prometedora carrera de Keyla, que además ha ganado el Panamericano en Brasil 2016.

Efrén, padre de la deportista, destaca el reciente logro de su hija. “Es una alegría no solamente para nosotros sino para el país, ya que es el segundo año que gana en Orlando y nuevamente se escuchó por los altos parlantes el himno de Ecuador”, dice orgulloso.

El progenitor confiesa que el patinaje artístico es un deporte caro, pero todo tiene su recompensa como verle feliz a su hija haciendo lo que más le gusta. “Hay que sembrar para cosechar…Se invierte en patines, inscripciones, viajes y hasta tiempo”.

No obstante, desde hace tres años Keyla recibe apoyo por parte del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE). “En la mayoría de viajes al exterior a Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, Colombia, Estados Unidos, siempre nos han apoyado”, destaca.

Efrén aspira que en tres años su hija pase a conformar el Plan de Alto Rendimiento (PAR) -que impulsa la Secretaría del Deporte- como su hermana María José, quien tuvo que retirarse del deporte por motivos de estudios. (JMB) (D)