La vida y el bioma

Hugo Darquea López

144

El amor a la vida, como es natural,guía y debe guiar todos los actos de las personas y de la sociedad, no se entiende de otra forma nuestra relación con la naturaleza, los seres animados y todos los componentes de este paraíso que es nuestro planeta la Tierra y el Universo mismo, con sus formas o biomas, insisto, porque es una reflexión necesaria desde el sentido de humanidad, es la realidad lo que late, mantiene y define los procesos y fenómenos, es la energía del diseño original, todo es vida, desde la semilla y el átomo, la célula inicial y el cosmos en su plenitud.
Bioma o biomas que organizan la naturaleza siendo el espacio, el tiempo con su diversidad los factores reales, con los ecosistemas y su proyección, plantas y animales siempre en perspectiva para llegar a la vida humana con sus peculiares características para decidir y producir nuevos niveles como la cultura que es un mundo específico de valores, ideas, idiomas y comunicación y la cultura como su cima. Todo está relacionado para desarrollar el fenómeno de la vida.
Por eso qué absurdo y contrasentido resulta la defensa del aborto con esa tendencia radical a promover la interrupción de la vida. Pensemos que desde la concepción existe un nuevo ser humano desde el mismo momento de la unión del espermatozoide con el óvulo para formar el embrión o nasciturus, tal como el Código Civil, artículo 61 lo establece: “la ley protege la vida del que está por nacer…” artículo 20 del Código de la Niñez y Adolescencia como 66,1 y 3 de la Constitución. Antes de las normas o declaraciones nacionales o internacionales está la conciencia ética que define como primer deber y derecho, preservar la vida y el necesario respeto a la naturaleza. (O)