Regulación del sistema bancario y flexibilidad laboral

819
Julio José Prado, presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador. ACR

Desde el punto de vista de los cambios políticos-económicos que deben darse durante este año, hay dos cuerpos legales muy importantes para el sector financiero y que aspira se apliquen durante este primer semestre.

Julio José Prado, presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), señala que el primero es el referente a cambios al Código Orgánico Monetario y Financiero, pues se necesita transformar todo lo que tiene que ver con la forma en la que se regula el sistema bancario.

Sostiene que se debe ir avanzando hacia una normativa internacional, la de Bacilea (mejor regulación) “nosotros no pedimos que no se nos regule, sino pedimos que se nos regule bien, con estándares internacionales”, precisa.

El segundo gran elemento, a criterio de Prado, es reformar todo lo que tiene que ver con la arquitectura monetaria, sobre todo el asunto del Banco Central del Ecuador (BCE) “volverle una entidad técnica es tremendamente importante, y reformas también relacionadas con temas de liquidez que en realidad en el Ecuador son muy ineficientes”.

Y otro cuerpo legal, que considera vital no solo para la banca sino para el país, es el laboral; se necesita una reforma muy profunda, rápida y bien hecha, de tal forma que se pueda contratar a más gente, que las empresa puedan contratar más y tener mayor ganancia durante este año.

Lo que tiene que irse manejando es mayor flexilibilidad para contratar sin tantas trabas ni normativas, si no ocurre eso los sectores productivos estarán muy complicados este año y la tasa de morosidad en el sistema bancario irá creciendo. (ACR)-(I)