Emprendimiento novedoso

Juan F. Castanier Muñoz

216

La corrupción rampante de la década bailada, cuya deuda se encuentra aún enterita de pagar y cuyos “coletazos” se sienten todavía en el actual gobierno, ha permitido la creación de una nueva clase “emprendedora”, para hablar a la moda económica. Quienes forman parte de estas inéditas organizaciones son personas vinculadas a determinados grupos políticos que se pasan husmeando en las actividades gubernamentales y que en cuanto logran obtener información sobre enriquecimiento ilícito, peculado, etc., le hacen saber a los líderes que tienen la información referida y piden o exigen al gobierno su participación en el manejo de ciertas áreas, en donde contratos jugosos se encuentran al orden del día, a cambio de mantener silencio sobre datos que, de publicarse, le causarían graves daños políticos al gobierno. ¿Cómo les quedó el ojo mis amables lectores? El chantaje como medio de vida de bandas de sujetos indeseables, promovido, claro está, por la existencia de muchos “rabos de paja” que, lamentablemente, continúan formando parte del “reparto” en el ámbito gubernamental.
Y a propósito de “rabos de paja”, el juicio político a la señora Atamaint ha puesto contra las cuerdas a correistas y social cristianos. Ellos que pensaban que la defensa de Atamaint era “pan comido”, se topan ahora, primero con el informe que dice que los gastos electorales de la última campaña presidencial, en lo que se refiere a Alianza País, son un dechado de pulcritud, y el informe es suscrito por el consejero vinculado a la 6. Segundo, parece que los socialcristianos votaran a favor de Atamaint en el juicio, devolviendo favores recibidos en las últimas elecciones, especialmente en Los Ríos. Si Atamaint se queda en su cargo, ella ya sabe a quiénes debe el favor y los ecuatorianos ya sabemos qué intereses se encuentran en juego, frente al juicio del caso Sobornos y frente a las elecciones del 2021. ¿Por qué Atamaint, cuya función debe ser imparcial e independiente, lanza denuestos contra CREO sin el menor pudor político? ¿Corresponde a la presidencia del CNE el ataque indiscriminado y público a un determinado partido político? (O)