Plan de movilidad sostenible

Gonzalo Clavijo Campos

816

El crecimiento vehicular en Cuenca ha ocasionado incontables problemas al ciudadano, degradándole a ente que ya no participa de los espacios públicos urbanos, con el vehículo actor principal en la construcción de más vías, más carriles, priorizado antes que al peatón, que invade los lugares de encuentro y confraternidad del vecindario.

Y los números evidencian esta realidad. En el año 2006 había 52.674 vehículos en Cuenca, en el 2015 esa cifra creció a 105.178 autos, el parque automotor se duplicó en menos de una década. Para este año se estiman en 150.000. Cuenca crece con mayor celeridad en cantidad de carros que en número de habitantes, dado que el parque automotor se incrementa a una tasa del 5% anual frente a la tasa del 2% poblacional.

Pero además los 150.000 autos privados transportan tan solo el 32% de los pasajeros, los 570 buses llevan el 31%, caminan el 31%, los 3.000 taxis abarcan el 4%, moto utilizan el 1% y la bicicleta el 1%. Es decir el 68% utiliza formas motorizadas y el 32% no motorizadas.

Revertir ó colocarle a la inversa la actual pirámide de movilidad que prioriza a los autos privados, seguido de los taxis, los buses, dejando en último a los ciclistas y a los que caminan es el gran reto que propone la Corporación Municipal de Cuenca, explicado por el Ing. Guilherme Chalhoub, Director de Movilidad.

La atención al uso de la bicicleta que es el medio de trasporte más eficaz y económico en las urbes y la caminata serán una prioridad, para ello se redefinirán las secciones viales priorizando el transporte público, la construcción de nuevas ciclovías. Lo cultural y educativo no será descuidado por cuanto en Cuenca utilizamos el carro para todo y no respetamos ni al ciclista ni al peatón. El Tranvía se integrará a las líneas de buses como componentes de un mismo Sistema. Finalmente el espacio público será recuperado para los citadinos entre otras interesantes propuestas. (O)