Hoy continuará plan de supermanzanas en el centro de Cuenca

2146
Juegos lúdicos se colocaron en algunas de las calles junto al parque Calderón. XCA

Mesas; sillas; alfombras; sofás; un librero; frangas de césped natural y sintético; globos, juegos lúdicos; una mesa de futbolin y macetas con plantas se colocaron en las calles que circundan el parque Calderón, en el Centro Histórico de Cuenca.

Estas son la Luis Cordero, Simón Bolívar, Benigno Malo y Mariscal Sucre. Sobre los adoquines de la primera se pintaron dos rayuelas e instaló un soporte para biclicletas. Todas estas arterias estuvieron cerradas al paso de vehículos.

En la Mariscal Sucre un grupo de peatones participó en una sesión de bailoterapia sobre la calzada, donde también el Municipio de Cuenca y sus empresas instalaron stands para promocionar sus servicios.

En la Simón Bolívar transeúntes hicieron de la calle, vereda y portales de las casas, un espacio para participar de presentaciones artísticas, que tuvieron como escenario principal la glorieta.

La Benigno Malo en cambio permaneció libre, lo que dio mayores facilidades para la entrada y salida de las personas de la Catedral La Inmaculada, calle Santa Ana, y de algunos locales de comida y puestos artesanías que están en ese lugar.

Este fue el panorama del primero de dos días en los que el municipio aplica la planificación de movilidad denominada como supermanzanas, cuyo objetivo es la peatonalización y la disminución de carros en la zona céntrica.

Ayer esto fue desde las 07:00 hasta las 22:00, mientras que hoy terminará a las 16:00. Durante estas dos jornadas se hicieron encuestas para conocer la percepción de la población.

Guilherme Dourado, titular de la Dirección de Gestión de Movilidad (DGM), del cabildo local, a cargo de este proyecto, explicó que también se hacen mediciones del aire y ruido para ver las variaciones sin la presencia de los automotores.

Dourado detalló que el número de vehículos en Ecuador, índice que se conoce como tasa de motorización, es de 120 por cada 1.000 habitantes, mientras que en Cuenca es el doble: 240 por cada 1.000 pobladores.

Asimismo en esta ciudad se estima que hay alrededor de 150.000 carros, de los que únicamente 475, es decir el 0,31%, son buses urbanos, pero a pesar de eso sirven para la movilización de no menos del 40% de la población.

Rodrigo Medina, su esposa Sofía y sus dos hijos, de seis y nueve años, ayer cerca del medio día recorrieron la supermanzana. Para él, es una decisión acertada que la municipalidad garantice la movilidad de los peatones.

Con el criterio de Medina no coincidió Esteban Romero, administrador de un local de ropa y calzado en la Simón Bolívar, pues cree que esto reduce la presencia de clientes y por ende las ventas. (CSM)-(I)

DETALLE

Hace 10 años el parque automotor de Cuenca era de unos 75.000 vehículos, hoy es casi el doble, lo que se ha convertido en un problema.

CRITERIOS

Marco Sarmiento, quien es arquitecto y tiene una especialización en soluciones de movilidad, indicó que las supermanzanas se aplican en algunas ciudades de Europa con resultados positivos.

Aunque considera que es una buena solución para motivar a que la gente camine y que se reduzca la circulación de vehículos en las calles céntricas, no es lo más recomendable en Ecuador, al menos sin una campaña previa.

Esto por que la cultura de movilidad en este país es diferente a la de sociedad europeas, donde prevalece el respeto por parte de los conductores a los peatones, ciclistas y motociclistas.

No hay que oponerse a que se hagan estas supermanzanas, pues esto permite tener datos reales de la movilidad, datos que servirán para tomar decisiones e implementar políticas de tránsito..,”, dijo.