Ahora los transportistas tiene que comprar sus kits de seguridad

954
Dueños de buses interprovinciales e intercantonales deberán comprar los kits de seguridad que antes daba la ANT. XCA

Los dueños de los buses interprovinciales e intercantonales; y los de los vehículos de transporte turístico y mixto (carga y pasajeros) ahora deberán comprar los kits de seguridad para instalarlos en sus unidades.

Antes estos equipos eran entregados por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) como parte del proyecto Transporte Seguro, que el 2 de septiembre de 2013 inició para la provincia de Azuay.

En todo el país la ANT invirtió aproximadamente 94.000.000 dólares para colocar en 17.000 buses y 38.000 taxis convencionales un total de 55.000 kits. Para el Azuay se destinaron 5.069 de estos.

Cada kit tiene dos cámaras de video infrarrojas, un grabador de video móvil, tres botones de auxilio en el caso de los taxis y uno para los buses, un Global Positioning System (GPS) y un alimentador de energía.

Todos están conectados al Servicio Integrado de Seguridad (SIS) ECU 911, que se encarga de coordinar con las instituciones de seguridad y socorro en caso de una emergencia.

Con una resolución (No.103-DIR-2019-ANT) la ANT ahora resolvió que los propietarios de las unidades adquieran por su cuenta estos dispositivos y los pongan.

En una disposición general de este documento consta que: “A partir del 01 de enero de 2020, serán obligatorios los controles de los dispositivos Kits de Seguridad, homologados instalados en las unidades de transporte…”.

De acuerdo con Patricio Picón, presidente de la Unión de Transporte Interprovincial de Azuay (UTIPA), la ANT dispuso que quienes no cumplan con esto no podrán circular, lo que representa un perjuicio significativo.

Compañeros que han hecho inversión en renovar las unidades no pueden trabajar mientras no instalen este kit, eso determina que va a generar atrasos en la banca o donde tenga el financiamiento de los vehículos”, sostuvo.

A Rolando Salamea, propietario de un microbús de transporte turístico, le preocupa que en Cuenca no hay un sitio autorizado para la venta de estos aparatos, por lo que se los debe traer de Quito o Loja.

A decir de Salamea, es necesario que la ANT firme convenios con casas distribuidores de estos aparatos con el objetivo de que se los pueda comprar a crédito y con descuentos por cantidad.

Bolívar Sucuzhañay, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte en Taxis del Azuay (UCTTA), señaló que la resolución que emitió la ANT no contempla a los taxis.

Acotó que en esta ciudad no hay más de 100 de estos vehículos de servicio que aún no tienen los kits, pues por diferentes motivos no los instalaron en la primera y segunda fase.

La UCTTA tiene un taller para la reparación de estos equipos, autorizado por la ANT, y está a la espera de una tercera fase, y de no haberla, pues tendrán igualmente que conseguir los kits por cuenta propia.

Precios

Juan Pablo Medina, ingeniero eléctrico y técnico de la empresa SeguriTec, explicó que en el mercado hay gran variedad de kits de seguridad, pero no todos están homologados por la ANT.

Indicó que en promedio hay desde 500 dólares hasta otros que cuestan sobre los 1.500, pues todo depende de la marca, procedencia y la disponibilidad de los repuestos.

En cambio, Milton Tenesaca, técnico en reparación de estos equipos, refirió que en Quito se pueden conseguir desde 300 dólares y algunos casos hay que hacerles ciertas adaptaciones.

Cree que la ANT debe autorizar a más distribuidores para que puedan ofrecer estos productos, con lo que los precios disminuirían debido a la mayor oferta. (CSM)-(I)