Tres proyectos de vivienda social se plantean en Cuenca

Los planes habitacionales se ubican en Monay, Ricaurte y el Centro Histórico.

1338

La reactivación del proyecto habitacional Rieles de Monay con una capacidad de 240 unidades habitacionales, la readecuación de la Casa Cordero ubicada en el sector de María Auxiliadora y un plan de vivienda en Ricaurte con 111 plazas son los objetivos de la Empresa Municipal de Vivienda (EMUVI).

El proyecto Rieles de Monay estaba frenado por un desacuerdo con el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS), que según el gerente de la EMUVI, José Toral, está siendosustentado y permite retomar el plan de vivienda.

La readecuación de la Casa Cordero, un bien patrimonial ubicado en la calle Padre Aguirre entre Vega Muñoz y Pío Bravo, está en proceso de contratación en el Portal de Compras Públicas, con un valor aproximado de 1’500.000 dólares.

El objetivo del Municipio es que esta casa, una vez reconstruida, preste soluciones habitacionales a familias que pertenecen a los grupos de atención prioritaria, ya sea mediante la oferta de minidepartamentos o arriendos a largo plazo con alquileres de bajo costo.

El proyecto Ricaurte será el primero ejecutado íntegramente por la actual administración, informó el gerente de la EMUVI, quien señaló que se trabaja en los pormenores del plan para ponerlo en marcha.

La EMUVI se alista así para su transformación en la Empresa de Desarrollo Urbano, Gestión de Suelo y Vivienda que, enfatizó Toral, no tendrá la construcción de casas como su única misión, sino que facilitará la gestión del suelo para promover la construcción de viviendas desde la empresa privada. (JMM) (I)