Simulacro en el aeropuerto Mariscal La Mar

979
La DGAC hará un simulacro para medir la seguridad del aeropuerto Mariscal La Mar. XCA

La Dirección General de Aviación Civil del Ecuador (DGAC) informó que hará 11 simulacros de accidentes en aeropuertos de todo el Ecuador, incluido el Mariscal La Mar, de Cuenca.

Los otros serán en los de: Macas, Shell Mera, Esmeraldas, Lago Agrio, Salinas, San Cristóbal, Manta, Tulcán, Santa Rosa y Latacunga. El objetivo es verificar las medidas de seguridad y el entrenamiento al personal aeronáutico.

Además estas simulaciones, de acuerdo con la DGAC, tienen como propósito garantizar la seguridad dentro de estas terminales de transporte aéreo, tanto de los trabajadores como de los pasajeros.

Igualmente: comprobar que todas las entidades encargadas de atender una emergencia estén preparadas para afrontar un evento real y poder salvar la mayor cantidad de vidas humanas ante un percance aviatorio.

Juan Pablo Vega, director ejecutivo de la Corporación Aeroportuaria de Cuenca (CORPAC), que administra el aeropuerto de Cuenca, explicó que cada dos años se hace un ensayo de este tipo.

Básicamente son unos procesos de preparación y tienen que ver con lo establecido en la normativa aeronáutica de la DGAC, que tiene que ver con la operación del aeródromo…”, señaló.

Agregó que aunque no se puede dar una fecha precisa por motivos de confidencialidad será en mayo y participarán todos los organismos de seguridad y socorro de la provincia de Azuay.

Asimismo indicó que las obras que actualmente se ejecutan en la plataforma de estacionamiento de aeronaves del Mariscal La Mar tienen un 38% de avance y quedan unos dos meses para culminar.

Indicó asimismo que se ejecutan estudios aeronaúticos para la prefactibilidad de extensión de la pista y se espera conocer los resultados a inicios del cuarto trimestre de este año. El costo de estos análisis es de 371.000 dólares.

En este diagnóstico también se contempla un análisis para la implementación de áeas de seguridad de extremo pista, conocida como RESA, cuya finalidad es reducir el riesgo de daños a un avión que haga un aterrizaje forzado.

El aeropuerto local en la actualidad tiene 24 bomberos, quienes trabajan en turnos de ocho horas, además de dos autobombas completamente ocupadas. (CSM)-(I)