Paulina Pino: “Me encanta el deporte pero me fascina el fútbol”

La flamante entrenadora del Deportivo Cuenca expone su filosofía de juego, sus objetivos , sus inicios en el fútbol y algo más.

952

Desde este 20 de enero, la cuencana Paulina Pino se convirtió en la directora técnica de las Leonas, campeonas de la Superliga Femenina 2019. En los próximos días dará a conocer quienes le acompañarán en el cuerpo técnico.

– ¿Qué fue lo que le impulsó aceptar este reto?
Viene de un tema muy personal. Como mujer, como jugadora, es un deporte que siempre me ha apasionado… Siempre me ha gustado la parte del entrenamiento deportivo, la toma de decisiones desde la parte técnico-táctica…

– ¿Cuánto puede pesar no haber dirigido antes un equipo de liga semiprofesional?
Bueno, he estado vinculada con equipos competitivos a nivel semiprofesional. No he tenido la posibilidad de dirigir un equipo de primera femenino porque el año anterior tuvimos el primer campeonato de primera categoría por llamarlo profesional… estamos en un proceso, por lo tanto no me considero en una desventaja, al contrario, creo que se pudo seguir qué pasó el año anterior, cómo fueron las cosas y eso nos da un input para comenzar con una visión… me voy a rodear de un cuerpo técnico que es muy bueno… obviamente existen otros actores que influyen mucho: hinchada, medios, club, entonces no es la responsabilidad de una persona…

– ¿Qué aspectos considera que aún falta por mejorar en el fútbol femenino?
Ahora se tiene algunas escuelas de fútbol donde las niñas pueden desarrollar, a edades tempranas, sus capacidades y cualidades específicas de la disciplina. Las jugadoras que ahora están en la liga profesional creo que no tuvieron ese mismo proceso, entonces todavía existe allí una brecha en la parte técnica y también en la parte táctica. Yo pude ver en algunos equipos, y concuerdo con algunos profesionales, que hay falencias tácticas en el tema del orden, de identificar las jugadas, de saber manejarse como grupo dentro de la cancha cuando hago un repliegue, un achique, etc. Obviamente hay muy buenas jugadoras, hay entrenadores que han hecho un muy buen trabajo, pero creo que en términos generales aún hay mucho que trabajar en esos aspectos.

– ¿En eso se enfocará con el primer plantel o trabajará de forma conjunta con la Escuela de Mayta Vásconez que ha venido trabajando con las inferiores?
Vamos a ver cómo están nuestras jugadoras, tenemos que hacer el análisis de la situación en la que están para poder determinar la línea de trabajo, pero necesitamos primero definir el plantel… Con Mayta tenemos una buena relación, estamos trabajando de forma conjunta… Nosotros queremos que haya jugadoras que puedan foguearse en el equipo de Primera.

– Con la realidad que se tiene ahora ¿Cuál será el objetivo en la Superliga?
Obviamente la realidad es distinta a la del año anterior… sin embargo, vengo con el objetivo de ganar…

– ¿Qué implica ganar?
Desde la parte de resultados objetivos es hacer una muy buena primera fase y obviamente pelear en los playoffs, queremos estar allí, apuntar a los primeros puestos; pero también, hay un objetivo paralelo que es formar un equipo que trascienda, que se pueda decir que las jugadoras tienen un proceso… que estén mucho mejor técnicamente y que se mantengan para dos o tres años y le sigan dando resultados al club.

– Le conocíamos jugando fútbol en la U. de Cuenca ¿Cuáles fueron los obstáculos que le impidieron profesionalizarse en lo que más le gusta?
Creo que uno toma decisiones en la vida, no era tan sencillo coger y mostrarse. Muchas jugadoras creo que teníamos las condiciones, pero no tuvimos los chances para mostrarnos en la selección…

– ¿Se podría hablar de machismo?
De todo. La sociedad está dando apertura al fútbol femenino, pero hace poco tiempo atrás no había ese canal, había que uno ir formando camino, ir haciendo las cosas con los mismos recursos, uno luchaba a veces hasta con la mentalidad de la gente que no le parecía correcto, que era tema de burla cuando veía que una mujer estaba incursionando en el fútbol…. Cuando iba a buscar apoyo decían, pero ¿fútbol femenino?, le veían como la última rueda del coche… dentro de la cancha no nos analizaban como jugadoras sino era el tema que las mujeres no debían estar allí y la risa y a veces hasta los insultos, esa era una realidad y creo que también fue lo que me impulsó a estudiar, para que se puedan dar otras condiciones a futuro.

– ¿Qué profesionales influyeron en su carrera deportiva además de Daniel Segarra y Leonardo Vanegas?
Una persona que siempre estuvo vinculado con los semilleros fue Milton Guanuche… en la selección del Azuay, Francisco Moncayo; en otros clubes, Vinicio Durazno, Fernando Pérez; un tiempo estuve en Carneras con Edisson Méndez…

– ¿Es de ver mucho fútbol?
Me gusta ver el fútbol no tanto como fanática, me gusta cuando se puede analizar, cuando se tiene gente con la que se puede conversar qué está pasando…

– ¿Cuál es el sistema con el que mejor se alinea?
Me gusta manejar un 3-5-2, creo que es un sistema muy eficiente, aunque los sistemas pueden cambiar según el recurso que se tiene, pero me gusta cuando se tiene un equipo compacto, que tiene mucho control el balón, creo que es la forma que puede dar resultados acá en el fútbol femenino…

– ¿Siempre tuvo el apoyo de sus padres?
Mi regalo de cumpleaños siempre fue una pelota de fútbol… yo iba a jugar con los niños del barrio, con los primos y no me podían sacar porque me llevaba la pelota y se acaba el fútbol. Nosotros vivíamos por la Gil Ramirez Dávalos y allí pasábamos hasta largas horas de la noche jugando y raspándonos las rodillas. Siempre decía mi mami, no te puede poner una falta. Yo decía: si puedo, solo muestro las lacras nada más…

– Jugó tenis de mesa ¿Qué otros deportes practicó?
Siempre me gustó el deporte, la competencia. Jugué tenis de mesa desde los seis hasta los 15 años. Fui campeona provincial, nacional, tuve la oportunidad de estar en una selección nacional cuando se hizo un Circuito Mundial en Ecuador. Desde los 12 lleve el tenis de forma paralela con el fútbol… hasta que hubo un momento en que dije: voy por lo que me gusta… Practiqué también atletismo, hice heptatlón, tuve chance de ir con Azuay a un campeonato nacional… Durante los años de estudio uno se vincula con otros deportes pero lo mío es el fútbol. Puedo decir me encanta el deporte pero me fascina el fútbol.

– ¿A quién admira?
Puedo decir que me gustaba mucho (Marcelo) Fleitas. Yo también soy back central y me gustaba la manera, la sobriedad en la que manejaba al equipo, el ritmo de juego… Me gusta Cristiano Ronaldo en el sentido de la gran disciplina que tiene como jugador, más allá del talento, es una persona que trabaja de una manera excesiva por un objetivo, por hacer las cosas bien. Hay deportistas talentosos y hay deportistas que consiguen todas las cosas a punta de constancia y creo que es uno de los referentes.

– ¿Cuáles son sus hobbies?
Me gusta mucho las manualidades y las plantas. Tengo en mi jardín, mis bonsáis; y tengo construcciones de casas en miniatura, cosas chiquitas de todo tipo de material, ladrillos, bloques… Me entretengo con lectura, mi papá es un lector increíble… Me gusta jugar con mi hija, ella si me vuelve loca y me consume todo el tiempo del mundo… Cuando tuve mi nena, una año y medio no salí a trabajar y hacía lámparas para la galería de mi tío, me agradaba realmente y fue una manera de ingreso. Ahora los trabajos en miniatura lo hago por desestresarme… (BST)-(D)

FICHA TÉCNICA

Nombre: Paulina Michelle Pino Arias
Lugar de nacimiento: Cuenca
Fecha de nacimiento: 29/06/1990
Hijos: Luciana (7 años)
Padres: Alonso Pino, cantante del Grupo Apocalipsis; Luz Arias, contadora.
Hermanos: Adriana Pino, abogada.
Familia: Su prima Mireya Arias es esposa de Christian “Corcho” Cordero, exjugador del Deportivo Cuenca. Jugaron juntas en la Selección del Azuay, Liga de Cuenca y Tecni Club.
Libros favoritos: Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen Covey; y Hombres sin mujeres, de Haruki Murakami.

TRAYECTORIA

Paulina Pino estudió en la Unidad Educativa Rosa de Jesús Cordero. Fue parte del equipo que logró, en dos años de participación, el inédito tercer lugar en el intercolegial de fútbol femenino. “Tuve apoyo de algunas personas, muchas pusieron el grito en el cielo. Algunas madrecitas hasta pensaban que nos hacía daño, algunas decían: se les daña el útero”.
En la Universidad de Cuenca se graduó como Licenciada en Cultura Física. Jugó en algunos clubes como Liga de Cuenca, Tecni Club. Formó parte de la Selección del Azuay. Fue preparadora física en Estrella Roja y Estudiantes, de Segunda Categoría, dirigidos por Daniel Segarra. En 2012 fue la responsable de la Sub 6 del Deportivo Cuenca y asistente técnica de Leonardo Vanegas en la Sub 14.
El nacimiento de su hija Luciana, de siete años, hizo que se alejara de toda actividad deportiva por el lapso de un año y medio. Después empezó a formar deportistas en las Catalinas antes de trabajar en el Ministerio del Deporte y en el CEAR EP. Al recibir una beca del gobierno coreano, se graduó de “Master of Sport Management”. (BST)