Con 3 libros se cierra publicación de Historia de Cuenca

Este viernes se presentan últimos tomos de la colección “Historia de Cuenca y su región”. Cronista vitalicio concluye proyecto iniciado hace más de 12 años. Los últimos tres libros que completan una biblioteca de 12 tomos sobre la historia de Cuenca, escritos por el historiador y cronista vitalicio Juan Cordero Íñiguez, serán presentados este viernes en el teatro Sucre, a las 18:00. Las obras mencionadas son: “Cronología de Cuenca años 1957–2000”; “Cuenca en la Historia e Historiografía Cuencana”; y, “Nombres, Comentarios y Elogios de Cuenca, en prosa y verso”

1339
Juan Cordero Íñiguez, autor de la colección de historia en 12 tomos, ante sus obras, en el Museo de las Culturas Aborígenes. AVB

Este viernes se presentan últimos tomos de la colección “Historia de Cuenca y su región”. Cronista vitalicio concluye proyecto iniciado hace más de 12 años.

Los últimos tres libros que completan una biblioteca de 12 tomos sobre la historia de Cuenca, escritos por el historiador y cronista vitalicio Juan Cordero Íñiguez, serán presentados este viernes en el teatro Sucre, a las 18:00. Las obras mencionadas son: “Cronología de Cuenca años 1957–2000”; “Cuenca en la Historia e Historiografía Cuencana”; y, “Nombres, Comentarios y Elogios de Cuenca, en prosa y verso”.

La ciudad es la protagonista del primer libro, el tomo X, en el que se resume, año a año, su pasado reciente, e igualmente, se resalta rol de la Municipalidad para el desarrollo y bienestar ciudadano.

El tomo XI desarrolla cómo entra Cuenca en la historia universal y nacional, desde los primeros cronistas españoles y andinos que la mencionaron en sus escritos, hasta el surgimiento de los historiadores cuencanos, así como el aporte de la Arqueología al conocimiento del pasado.

Finalmente, el tomo XII, recoge unos 250 elogios a Cuenca, escritos por historiadores y autores diversos, en poesía y prosa, uno de ellos, Juan Montalvo, que la comparó con Atenas (la ciudad griega); este sería el origen de llamarla Atenas del Ecuador, resume Cordero.

Incluye también un estudio sobre los nombres que se han dado a Cuenca en las actas del Cabildo Municipal; oficialmente, siempre se llamó Cuenca, los demás calificativos han sido poéticos e informales.

En 1663, más de cien años después de fundada la urbe, aparece por primera vez el nombre de Santa Ana de Cuenca en un acta municipal y así se la inscribió en la lista de ciudades Patrimonio de la Humanidad.

El proyecto de escribir una historia de la ciudad y región comenzó como un proyecto de tesis de doctorado en Historia por la universidad Pablo de Olavide, de España, señala Cordero.

Así, el primer tomo comprende los antecedentes históricos de la región y la cultura cañari; el tomo II, la cultura inca, con Tomebamba e Ingapirca como dos de sus importantes centros. Estos libros fueron publicados en 2007 con motivo de los 450 años de fundación de Cuenca. Ahí se convino en agregar otro tomo dedicado a la fundación, a partir de las disposiciones emitidas para ello por el virrey Andrés Hurtado de Mendoza.

En 2008, Cordero fue nombrado por el Concejo Cantonal cronista vitalicio y “me propuse continuar con la escritura de la historia cuencana hasta el año 2000 y dar un aporte, como lo habían hecho los dos cronistas anteriores: Víctor Manuel Álvarez y Antonio Lloret Bastidas”, expone.

Para la investigación y redacción, buscó y transcribió documentos antiguos, incluso en el Archivo de Indias, de Sevilla, España, donde se conservan documentos sobre la conquista y colonia española. En la localización y transcripción paleográfica (descifrado de escritura antigua) contribuyó Julio Delgado Ayora.

Hay mucho que mostrar, ahora que estamos cerca del bicentenario de la independencia, para demostrar nuestra identidad, que es incluso geográfica”, enfatiza el cronista.

La Municipalidad de Cuenca ha contribuido con la edición de los libros, así como las universidades de Cuenca y del Azuay.(AVB)-(I)

Períodos históricos.- Con estos títulos culmina un esfuerzo editorial de doce años, desde la publicación de los dos primeros tomos, en el año 2007, y que trataron sobre los pueblos ancestrales de la región azuayo-cañari: las culturas cañari e inca; y, luego, el tercer tomo, sobre la fundación española de la ciudad.

En el tomo IV, el historiador trató sobre Cuenca en la época colonial; en el V, acerca del desarrollo de la región como gobernación de España, dirigida por el marino José Antonio de Vallejo; en el tomo VI se refirió al proceso de independencia, desde 1809 hasta 1822.

Los tomos VII, VIII y IX abarcan: los ocho años en que (junto a Venezuela y Colombia) Ecuador fue parte de la Gran Colombia (1822-1830); la historia local hasta la revolución liberal (1895); y, finalmente, hasta 1957, año del cuarto centenario de fundación de Cuenca, con el detalle de lo que se hizo en esa época por esa celebración. (AVB)-(I)

Se cuenta que…

* El último nombre dado por los españoles a Cuenca fue el de: “Muy noble, muy leal y fidelísima Ciudad de Cuenca del Perú”, debido al apoyo que las autoridades españolas encontraron aquí cuando ocurrió la revolución quiteña de 1809.

* De la fase de la guerra de independencia, se resalta que el primer mártir de la lucha libertaria es un cuencano: Antonio Salazar y Piedra, preso por revolucionario y asesinado por los realistas.

* En el período del siglo XIX destacan dos expresidentes cuencanos: Antonio Borrero y Luis Cordero.

* Se considera a Antonio Borrero Cortázar primer historiador de Cuenca, por escribir en forma documentada. Importante también fue el Centro de Estudios Históricos y Geográficos del Azuay fundado por Julio Matovelle.

* La investigación incluye una bibliografía sobre la historia cuencana, que abarca gran cantidad de fuentes históricas sobre la región. (AVB)-(I)