Estudiantes de Mecatrónica buscan confianza y apoyo

925
Los estudiantes de los últimos ciclos han creado grandes proyectos para vincularlos con la sociedad. AWM

Dos cosas tienen claras los profesores y estudiantes de la carrera de Mecatrónica de la Universidad Politécnica Salesiana (UPS): necesitan la confianza de las empresas y la creación de políticas públicas que incentiven la participación de jóvenes con proyectos tecnológicos.

No obstante, aún falta mucho para quienes en un futuro cercano serán ingenieros.

Debido a esas dos problemáticas, los que dirigen Mecatrónica tomaron la decisión de generar vinculación con la industria y con la sociedad, con la finalidad de que sus ideas sean realidad, y sobre todo, que estas pueden llevarse a cabo en Cuenca.

Esa estrategia funcionó ante los ojos de los industriales y de las personas que todavía no tienen mucha confianza hacia lo que se hace en el país. Un reflejo de ello son los proyectos construidos en las aulas y que muy pronto serán utilizados: brazos biónicos, bastones con sensores para no videntes y procesos de automatización para emprendedores.

En el país no es que no haya recursos. Las empresas tienen el capital para invertir en tecnología. El problema es que todavía no confían en los ingenieros ecuatorianos y prefieren buscar en otros países en donde es mucho más caro”, dice Edy Ayala, director de la carrera de Mecatrónica.

Con la vinculación con las industrias, las empresas han observado la capacidad de los estudiantes, y a pesar de que recién este año se graduará la primera promoción, algunos ya han encontrado trabajo, mientras que otros forman parte de la creación de proyectos.

Los interesados pueden conocer los proyectos creados visitando las instalaciones de Mecatrónica. AWM

Políticas públicas

Pero no todo es positivo para gran parte de los estudiantes de Mecatrónica: se requiere que la administración pública dé paso al trabajo en conjunto y que se destinen recursos para crear nuevas tecnologías.

En las aulas hay muchas ideas brillantes y aquí nos apoyan, pero afuera es otra cosa. Y eso necesitamos, que mejoren las empresas públicas y privadas. Por ejemplo, en el tema de inclusión estamos muy atrasados. Se contratan a personas con discapacidad para cumplir solo con una ley, pero no saben el potencial que estamos perdiendo con ellos”, opina Nicolás Pozo.

Pozo, junto a su compañero Fernando Yupa, construyeron un bastón para no videntes, que cuenta con sensores que ayudarán a personas con ceguera a guiarse de mejor manera, sin sufrir accidentes.

Imagínense que el propio Gobierno dé los recursos para construir en serie los bastones. Saldría mucho más económico la producción y no quedaría solo como un proyecto”, dice Yupa.

Investigaciones a disposición

Cuando los proyectos elaborados en Mecatrónica son terminados, los planos de construcción, así como todo el proceso que se llevó a cabo para obtenerlo, son liberados, porque el fin no es que los trabajos se guarden en la UPS, sino sean públicos para que otras personas puedan construidos. 

Sobre la carrera

La carrera de Mecatrónica es nueva, no solo en Cuenca, sino en el Ecuador. Recién este año habrá un grupo de estudiantes que se graduarán cuando culminen sus tesis, en la Universidad Politécnica Salesiana.

La función de la Mecatrónica es abarcar varias temáticas: automotriz, sistemas, entre otros, con el objetivo de crear robots y sistemas de control automatizados. Esta carrera es la única en Cuenca y hay muy pocas opciones en el país. (I)