Comienza a pagarse deuda del Tranvía

Pagos serán cada seis meses y suman USD 6,1 millones anuales

849

A pesar de que el tranvía aún no empiece a funcionar, y por lo tanto no se perciban ingresos económicos por pasajes o publicidad, Cuenca empezó a pagar este mes las cuotas del crédito otorgado por el Gobierno de Francia para la construcción de la obra. El monto total asciende a 51 millones de dólares.

Así lo anunció Patricio Abad, director financiero de la Municipalidad de Cuenca, quien informó que el Gobierno Nacional debitó este mes 2.635.000 dólares de las arcas locales para pagar la primera cuota del millonario préstamo.

El costo inicial del tranvía fue de 232 millones de dólares, de este monto el Gobierno Nacional asumió 181 millones y el Municipio se comprometió a pagar los 51 millones de dólares restantes a través del crédito francés en la administración municipal de Paúl Granda (2009-2014).

Francia otorgó el crédito en 2013 a un plazo de 15 años con 5,5 años de gracia, este último plazo correspondiente al tiempo estimado para la construcción y puesta en marcha de la obra que, según el alcalde Pedro Palacios, estará operativa en junio próximo, esto es siete años después del inicio de los trabajos.

El período de gracia se cumplió en noviembre del 2018 pero en vista de que las obras, a cargo de empresas con capitales franceses continuaban en marcha, el Gobierno Francés amplió en un año el pago de la deuda.

El director financiero del Municipio indicó que en marzo y junio del 2019 se hicieron peticiones para que el Gobierno Nacional cubra las dos primeras cuotas o que genere las gestiones necesarias para que Francia amplíe el plazo hasta dos años después de la operación, pero estas comunicaciones no recibieron más respuesta que el débito de la primera cuota del préstamo.

Pablo Burbano, vicealcalde, detalló que durante la última visita del presidente Lenín Moreno al Azuay se mantuvo una conversación con representantes del Gobierno, con quienes se acordaron gestiones para llegar a un acuerdo sobre la deuda. El Municipio pide que no se sigan debitando los pagos porque “no estaban presupuestados y pueden generar un perjuicio a la ciudad”.

El director financiero apunta que estos 2.635.000 dólares debitados de las arcas municipales estaban destinados al pago de cuentas pendientes con unos 2.000 pequeños proveedores de la ciudad, parte de esos montos se están cubriendo con el pago de los predios, pero este cruce de dinero, en cambio, afecta al financiamiento de nuevas obras.

El pago de la deuda no es el único inconveniente económico entre el Gobierno y el Municipio al que el Estado le debe 16 millones de dólares por devolución del IVA desde el 2017, la asignación mensual de diciembre del 2019 por cinco millones de dólares y el desembolso de 11 millones de dólares comprometidos para obras y festejos por el Bicentenario de Cuenca. (JMM)-(I)