Alex Aguinaga descubrió de lateral izquierdo a uno de los hermanos Mina

1027
Los hermanos Ángelo y Jonnathan Mina aspiran jugar juntos en Primera División. BST

Nadie les quita el sueño a los hermanos Jonnathan y Ángelo Mina de jugar juntos en el profesionalismo. El primero regresó al club que le formó después de cuatro años de ganar roce en equipos de la Serie B de Loja y Brasil. El segundo, ascendió al primer plantel el año pasado. Ambos nacieron en el barrio Totoracocha. Su madre Yolanda Jara es cuencana; su padre Gali Mina, esmeraldeño.

Jonnathan dejó Deportivo Cuenca luego que terminara su contrato en 2015. “Le agradezco tanto a Dios porque siempre ha escuchado mis oraciones y nuevamente estamos aquí para dar lo mejor de uno”.

En las formativas fue volante cinco hasta que el profesor Álex Aguinaga le vio condiciones en otro puesto. “Recuerdo que, en el último mes de entrenamiento de 2015 me empezó a utilizar como lateral izquierdo”.

En Brasil se consolidó en dicha posición. “Jugué en el club Arapongas de la Serie B. Fue una experiencia muy bonita, estuve seis meses, el club me había enviado un contrato por cinco años, lastimosamente no pude ir por cuestiones personales”. Antes de llegar a Liga de Loja (2019) pasó por clubes de ascenso de Azogues y Santo Domingo de los Tsáchilas.

Se considera una persona alegre, amigable, solidaria y humilde, aspectos que aprendió de sus padres. A su hermano le aconseja que “siempre de lo mejor, que pierda los nervios, que tiene cualidades para jugar al fútbol solo tiene que confiar en él”.

Aunque no era amante a los tatuajes, hace tres meses decidió sumarse a esa moda. “Por ahí tengo una Virgencita, creo mucho en ella; tengo un león que es sacrificio, esfuerzo; y tengo un niño con una pelota que soy yo jugando fútbol”.

Igual que otros canteranos, una de sus metas es retomar los estudios universitarios. “Estuve estudiando Ingeniería de Sistemas, pero ahora no quiero eso, siempre me gustó Psicología y por esa carrera me voy a inclinar ahora”.

Ahora que es lateral zurdo, sigue de cerca las actuaciones de Marcelo, en Real Madrid. Confiesa que de niño siempre se maravilló por el juego de Ronaldinho. (BST)-(D)