Abogados del caso “Sobornos” defienden práctica profesional

1102

Sandra Cruz –  Quito 

Abogados de los procesados en el caso conocido como “Sobornos 2012-2016” defienden su práctica profesional, mientras que el Colegio de Abogados de Pichincha considera que el papel en un proceso de defensa debe partir de dos elementos: la parte legal y la ética.

Ángel Orna, vicepresidente del Colegio de Abogados de Pichincha, aclaró que en el ámbito legal no hay debate ni discusión, porque todo ciudadano que es acusado del cometimiento de un delito está amparado en el debido proceso como lo dice el artículo 76 de la Constitución. Esto supone que toda persona es inocente mientras no se demuestre lo contrario a través de una sentencia de juez competente y tiene derecho a un abogado sin importar el delito cometido.

“Pero allí es cuando en un profesional del Derecho entra en juego la ética, y puede decir: todo el mundo tiene derecho a defender a una persona, así sea narcotraficante, corrupto, lave dinero, pero como un juez no lo ha determinado, trabajo para esa persona…Pero personalmente creo, y también lo hemos señalado como Colegio de Abogados, que también tenemos que ser coherentes y éticos en nuestro accionar profesional; es decir, en casos en los que son evidentes y que aunque no se ha demostrado con una sentencia pero que es de dominio público como casos de narcotráfico, femicidio o corrupción,  en el profesional del Derecho ya juegan los valores éticos. ¿Defendemos por cuestiones económicas? o ¿Por la forma de pensar que cada uno tenemos?”

Lo malo

Jorge Acosta, expresidente del entonces Tribunal Supremo Electoral (TSE), quien en su actual ejercicio profesional como abogado  del  empresario Teodoro Calle en el caso Sobornos, afirmó que lo que está mal es defender en un juicio a partes contrarias.

Puso de ejemplo de que en un juicio civil no se puede defender al demandante y al demandado. Esta contraposición de intereses es sancionada “drásticamente”, en base al Código Orgánico de la Función Judicial (COFJ) y en la Ley de la Federación de Abogados con multas  o suspensión en el ejercicio. “Pero defender de una causa penal a varios acusados, es normal”, añadió Acosta

Él ha sido abogado de Lucio Gutiérrez, expresidente de la República;  de Caroline Chang,  exministra de Salud;  de Carlos Pólit, exContralor General del Estado (CGE),  del presidente Lenin Moreno en el caso INA Paper,s denunciado por el periodista Fernando Villavicencio. También es abogado de Santiago Cuesta, exfuncionario del actual gobierno.

En el caso “Sobornos”, el abogado Santiago Correa defiende al empresario William Phipils, y a María de los Ángeles Duarte, exministra de Obras Públicas.  David Acosta defiende a Alberto Hidalgo, entre otros.

“Defiendo porque me da la gana”

Fausto Jarrín, abogado de Rafael Correa, expresidente de la República, y uno de los 21 procesados en “Sobornos”, afirmó que no discutirá sobre garantías constitucionales de las personas a ser defendidas.  “Me parece vergonzoso tener que referirme sobre el derecho de los abogados de aceptar los casos”, expresó.

“Yo he defendido a mucha gente, y defiendo a mucha gente porque, primero soy abogado en libre ejercicio profesional; y segundo porque parafraseando al difundo expresidente de la República, Carlos Julio Arosemena Monroy, los defiendo y los defenderé porque me da la gana”.  Sin embargo, Ángel Orna, puntualizó que todo queda a criterio de la conciencia y la formación de cada profesional.  (I)