Secretos de la yaguana, una bebida tradicional que se propaga en Paute

Se originó en una hacienda, Rosa Inga, heredera de la receta, la practica desde hace más de medio siglo.

931
Participante entusiasta de una de las recientes ferias, Rosa Inga sirve su tradicional yaguana a los clientes, mientras exhibe las frutas que son su materia prima.(AZD)_(I)

 Segundo Coronel y Joaquín Martínez, destacan  el buen sabor de la yaguana de doña Rosa Inga mientras la consumen.(AZD)

TRADICIÓN

Rosa Inga, una mujer pauteña de unos 61 años, es quien aprendió de sus patrones la receta de la yaguana, la propagó y la pone en práctica hasta la actualidad; sin embargo no conoce qué dio origen al nombre de tan exquisita bebida refrescante de color entre rosado y fucsia.
Asegura ella que la yaguana es una bebida que conoció donde los señores Vintimilla, con quienes trabajó desde los 11 años de edad, empezó a trabajar con ellos primero en la hacienda Pirincay ubicada en la comunidad Uzhupud.
La receta la aprendió con la práctica, pues la familia Vintimilla le pedía hacer yaguana para cada fiesta, sea Navidad, fin de año, carnaval, cumpleaños u onomásticos, y otras.
Más de medio siglo de experiencia haciendo yaguana, la han vuelto experta en esta preparación a Rosa, quien asegura que el sabor es perfecto, si se prepara de un día para otro.
El día anterior se cocina la mora, el babaco, el chamburo y el siglalón, aclara que la primera se debe cocinar aparte para sacarle la pepa.
Al día siguiente se licúa la sandía y la guanábana que son agregadas crudas, al igual que el jugo de naranja y la piña picada bien fino. Son las Moras, la sandía, las frutas que se encargan de darle el color natural a la bebida.
El paso final en la preparación es la mezcla de estas frutas, tanto cocidas como crudas, con el agua hervida en la que se ha utilizado toda especería de dulce, entre éstas la canela, ishpingo, pimienta, clavo de olor, anís estrellado y más.
“Nunca supe porqué le llamaron yaguana, era una bebida tradicional que venía de los abuelitos de los señores Vintimilla”, recalcó.
Con el fallecimiento de sus patrones, Rosa se fue a vivir en la casa que le heredaron en agradecimiento por sus años de trabajo, ahí empezó a vender comida y en lugar de ofrecer gaseosas o refrescos hechos con preparados industriales, incluía la yaguana.
Hace unos 20 años salió la yaguana de ese rinconcito que era su comedor, para convertirse en la bebida con la que brindó todo el público por la inauguración del Mercado de la red de Mujeres de Paute, y fue el comienzo de la popularidad.
En los procesos de fomento al turismo del cantón Paute, con el impulso del activista turístico y chef Patricio Coronel, de restaurante CORVEL, Rosa capacitó a varias personas en la Plaza 10 de Agosto, y así se propagó el conocimiento, por lo que en la actualidad se puede encontrar esta bebida típica en varios lugares y restaurantes.(AZD)-(I)

50
Centavos cuesta un vaso de yaguana, Rosa Inga y sus hijas venden esta bebida típica en el centro de Paute, con humitas, tamales y empanadas.