Dúo dinámico

Juan F. Castanier Muñoz

55

Según las redes sociales, hace días estuvo en Buenos Aires nuestro “dúo dinámico” criollo, Rafael y Ricardo, con motivo de la posesión del nuevo gobierno argentino. Que si estaban invitados o llegaron de paracaidistas no se sabe, pero dados los voluminosos antecedentes judiciales de la nueva vicepresidenta, no es traído de los cabellos el que nuestro “dúo” haya asistido al evento en acto de “solidaridad ideológica”. Han aprovechado el viaje para saludar con don Evo, que sorpresivamente cambio los “mariachis” por el “tango” y, dejando al presidente mexicano López, con la bata alzada, corrió al regazo de la “Cristi”.

Se sabe que el “dúo” está planificando seriamente quedarse en la Argentina. Ricardo Patiño piensa en dos emprendimientos, el uno, una agencia de publicidad para elaborar videos promocionales. ¿Se acuerdan de los “pativideos”?. Y el otro, una oficina de encomiendas para enviar valijas diplomáticas a Europa. ¿Se acuerdan de la “narcovalija”?. Como en ambos temas Patiño tiene amplia experiencia, se da por descontado que le vaya bien al otrora “cerebro” del régimen correista y hoy ilustre miembro de la banda de fugados.

Rafael Correa se dedicaría de lleno a la música, en calidad de solista. Su gran experiencia en las tarimas le garantiza el éxito. Aprovechando sus habilidades en el canto y su innegable versatilidad musical, comenzaría, obviamente, por un repertorio argentino y con tangos como “Cuesta abajo” y “Volver”, muy acordes a su tormentosa situación política actual. Incluiría también temas como el sanjuanito “Me he de ir y no de volver” y el rap de moda “Incendien la Contraloría”, este último con letra de la ex prefecta Pabón y música del “rebelde” Virgilio Hernández.

Decir que Rafael y Ricardo no tienen dinero y que los emprendimientos son para financiar su subsistencia, luce como un chiste de pésimo gusto, pero el hecho de que asomen como que están trabajando para “sobrevivir” puede tener el efecto de hacerles aparecer como que son un ejemplo de honestidad y que los millones de dólares de los sobornos en su gobierno solo son un invento de los odiadores . ¡Suerte para el “dúo”! (O)