ONU alarmada por alto número de manifestantes chilenos heridos en cara y ojos

170
Un grupo de mujeres protestan contra la represión durante las protestas en Chile. EFE

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU dijo hoy, en un informe sobre los abusos en la respuesta de las fuerzas del orden ante las protestas en Chile, que resulta alarmante el alto número de manifestantes heridos en la cara o en los ojos (aproximadamente 350) con perdigones.

“Hay razones fundadas para creer que se usaron armas menos letales de manera inadecuada e indiscriminada, lo que contraviene los principios internacionales destinados a minimizar el riesgo de heridas”, según una misión de ese organismo que investigó durante tres semanas la violencia en torno a las protestas.

Algunas personas perdieron incluso la vista en sucesos en los que también se registró el uso de irritantes químicos, en particular gases lacrimógenos.

La Policía chilena incumplió reiteradamente con su deber de distinguir entre manifestantes pacíficos y violentos durante las protestas en Chile, según una investigación realizada por la ONU, que reunió amplia información sobre denuncias de torturas sufridas por detenidos en esas movilizaciones.

“Durante las protestas masivas y el estado de emergencia, los Carabineros y las Fuerzas Armadas incumplieron las normas y estándares internacionales sobre control de asambleas y uso de la fuerza”, sostiene un informe presentado hoy por la Oficina de Derechos Humanos en la ONU, que envío durante tres semanas un equipo a Chile para efectuar las indagaciones.

El equipo documentó 113 casos específicos de tortura y malos tratos, y 24 de violencia sexual contra mujeres, hombres y niños y niñas adolescentes, “perpetrados por miembros de Carabineros y militares”. EFE