Argentina: nuevo gobierno

102

Argentina inicio un nuevo período constitucional con Alberto Fernández, que en sus primeras intervenciones públicas anunció que cesarán las confrontaciones y se buscará un ambiente de tranquilidad. Si bien las miradas de mucha gente dentro y fuera de Argentina estuvieron atentas a lo que diría Cristina Fernández de Kirchner, la flamante vicepresidenta optó por una posición discreta sin quitar protagonismo al nuevo mandatario. Los mercados internacionales, que son sensibles a los cambios de mandatarios, han permanecido cautelosos y sin dar muestras de sobresaltos. En suma se trata de un buen inicio en un país en donde la inflación afecta severamente a la gente
Argentina no ha logrado durante los últimos años recuperar el camino del progreso y más bien ha caminado de tumbo en tumbo. Ni la izquierda kirchnerista durante varios períodos que ejerció el gobierno, ni la derecha de Macri, pudieron enrumbar la economía y devolver confianza a la gente. Los escándalos de corrupción que golpearon a la etapa de Néstor Kirchner y luego al régimen de su esposa, dieron paso a la esperanza de una nueva conducción del país, con Macri. Sin embargo esa esperanza se perdió pronto y el mandatario no supo hacer lo que le correspondía. Perdió las elecciones al intentar reelegirse.
Ante ese fracaso de Macri, vuelve al poder el peronismo que sigue siendo la primera fuerza política de Argentina. El nuevo mandatario tiene un pasado como conocido académico y hombre de leyes. Su figura se vio opacada al principio de la campaña por la presencia de Cristina Kirchner, de quien se dijo que sería quien realmente mande. Sin embargo esa posibilidad se ha ido alejando con el paso de los días y con las primeras actuaciones del nuevo mandatario quien al parecer está dispuesto a ser él quien tome efectivamente las riendas del poder y no la vicepresidenta como muchos temían.