Venta de juguetes a precios asequibles

Juguetes en variedad de precios a través de locales pequeños y plazoletas

129
Ana Narváez, comerciante, muestra sus juguetes cuyos precios van desde los 50 centavos. ACR

VENTAS

Miguel Pintado, comerciante, exhibe los carritos de madera. ACR

Por la época navideña no solo los grandes comercios ofertan juguetes navideños, también lo hacen los pequeños locales y plazoletas, con variedad de artículos y a precios asequibles.

En la calle Gaspar Sangurima existe un local con el letrero “50 centavos”, en donde su propietaria, Ana Narváez, nacida en Santa Isabel y radicada en Cuenca, vende una serie de juguetes desde 50 centavos: unos carros pequeños y unas muñecas denominadas “barbies”.

Aunque los carros son bien pequeños y las muñecas son bastante delgadas y no tienen el mismo acabado que las originales muñecas barbies, estos juguetes son una opción para quien requiere economizar.

Y los costos bajan aún más cuando la compra es al por mayor; hay juegos de dormitorio a 80 centavos, pequeños juegos de maquillaje plástico a 75 centavos, entre otros. También hay juguetes un poco más caros.

Narváez comenta que es posible vender a precios bajos porque ella compra en grandes volúmenes la producción, y lo hace en Guayaquil. Todo es de origen chino.

En la plazoleta Rotary también hay algunos puestos que exponen juguetes para esta temporada, como el de Miguel Pintado que comercia pequeños carros de madera a seis dólares y con la opción de descuento a cinco dólares.

También está el puesto de Graciela López, quien viaja todos los días desde su natal Chordeleg, ella muestra juegos de te (15 piezas pequeñas de varios colores) a 2,50 dólares, también con la alternativa de rebaja.

Comercializa diminutas tamaleras, ollas de arroz y más utensilios de cocina hechos en aluminio, dentro de fundas plásticas, cada paquete por cinco dólares.

En la zona inmediata a la Rotary también existen más opciones para quienes buscan juguetería más económica, a través de vendedores ambulantes, como Zoila Jara, quien ofrece caballos de madera para niños (una especie de palo de escoba en cuyo extremo superior va una cabeza plástica de la figura de un caballo de colores).

En las afueras en algunos mercados, como el 27 de Febrero, también hay algunos puestos con la exhibición de pequeños juguetes a precios no fijos.

Paralelamente en algunos almacenes de la ciudad también hay actualmente una serie de artículos con precios económicos, pero hay que recorrer varias tiendas para comparar costos y calidad. (ACR)-(I)