La ciencia despierta el interés ciudadano en la Cumbre del Clima de Madrid

89
La Cumbre del Clima COP25 se desarrolla en Madrid, España. EFE

Probetas de colores, recreaciones de ciudades sostenibles y gafas de realidad virtual son algunos de los experimentos que han despertado el interés ciudadano en la Cumbre del Clima de Madrid, ante las alertas de científicos e investigadores sobre los efectos del cambio climático.

La ciencia ha tomado un papel protagonista en la vigésimo quinta edición de la Conferencia de las Partes (COP). El propósito es claro: acercarse a la ciudadanía de una forma más visual y entretenida y demostrar el poder de esta materia para hacer frente a la emergencia climática.

Centros de investigación, universidades y empresas han ocupado un lugar relevante en el espacio reservado a la innovación y la ciencia.

Entre de los experimentos más curiosos están el proyecto de microalgas almacenadas en probetas como fuente de fertilizantes y piensos que ha traído a esta cumbre la empresa española Biorizon Biotech o las maquetas de edificios sostenibles para captar energía solar y reducir el consumo de combustibles fósiles que ha presentado el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) de España.

Y es que, a principios de esta cumbre Global Carbon Project advertía del récord de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera en 2019, que aumentaron el 0,6 % respecto al año anterior.

Esto dificultará aún más la lucha contra la crisis climática y el logro de los objetivos alcanzados en el Acuerdo de París de 2015 en torno a este tema.

OCÉANOS Y ENERGÍAS RENOVABLES, SOLUCIONES AL “CAMBIO”

La oceanografía, las energías renovables y la biotecnología también se han colado en esta cumbre. Los organismos públicos de investigación, como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, el Ciemat y el Instituto Español de Oceanografía (IEO), han dado a conocer sus líneas de investigación en favor de reducir el impacto del cambio climático.

Todo ello en concordancia con la posición de los científicos de la ONU, que recomiendan limitar la subida de la temperatura del planeta a un máximo de 1,5 grados, acabar con la voracidad de los usos del suelo y evitar la deforestación feroz de los bosques en esta Cumbre del Clima.

Así como el progresivo calentamiento de los océanos, que podría elevar el nivel del agua más de un metro a mediados de siglo con consecuencias desastrosas.

LOS POLOS, EN PROCESO DE DERRETIMIENTO

Igualmente ha habido ocasión para conocer una de las zonas más prístinas del planeta, la Antártida, el territorio más vulnerable a esta emergencia y donde más rápidamente se perciben los efectos de la crisis climática.

Tanto es así que últimamente se han publicado imágenes impactantes, como las de un iceberg, cinco veces el tamaño de Malta, que se ha desprendió de la Antártida, y que han sido grabadas por los satélites del programa Copérnico de la Unión Europea, en colaboración con la Agencia Espacial Europea.

TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN PARA PALIAR ESTA CRISIS

Tecnología e innovación han tenido presencia en esta cumbre a través de experimentos de realidad virtual, como el caso de “Skyline” del laboratorio del centro de congresos donde se celebra la cumbre, donde las personas han podido expresares con sus propios dibujos proyectados en 80 kilómetros de hilo trenzado reciclable y reutilizable.

De esta forma se ha demostrado el alcance de esta tecnología, una herramienta cada vez más utilizada para vivir inmerso en realidades paralelas.

Otras zonas del centro de Madrid han acogido actividades para todos los públicos, se trata del Real Jardín Botánico y el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Ambas han organizado actos y talleres en torno a la conservación del clima y la importancia de tener en cuenta los actos individuales, y así combatir los efectos del cambio climático desde una perspectiva propia. EFE