Ingapirca en el recuerdo

Mario Jaramillo Paredes

139

Cuando Juan Cueva Jaramillo regresó de Francia culminando sus estudios de Arqueología, inauguró esta cátedra en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Cuenca, a fines de los años sesenta. Varios estudiantes de Historia optaron después por continuar estudios de Arqueología en universidades de otros países. Ernesto Salazar González, Jaime Idrovo Urigüen, Napoleón Almeida Durán, son algunos de ellos. Luego realizarían una importante labor de docencia e investigación.
En los años setenta, Juan Cueva, desarrolló una campaña arqueológica- la primera sistemática – en Ingapirca. Excavó y descubrió Pilaloma, que hoy forma parte del Complejo Arqueológico. Varios de sus alumnos en la Universidad le acompañamos en esa tarea en calidad de ayudantes. El inicio de la restauración del “Castillo” , la recolección de piedras talladas con el característico almohadillado, las acciones tendientes a respetar y preservar esas huellas de nuestro pasado, fueron otras tantas que cumplió, junto con el apoyo para mejorar las condiciones de vida de la comunidad.
Como Embajador del Ecuador en Francia, fue parte fundamental de la declaratoria de Cuenca como Patrimonio Cultural de la Humanidad, junto con Fernando Cordero Cueva, Alcalde de la ciudad.
Los anteriores son algunos ejemplos del aporte que Juan dio al país, a la ciudad y a la cultura. El sábado pasado, su esposa, sus hijos, su familia y sus amigos recordamos a Juan Cueva Jaramillo, en un sencillo pero emotivo acto en Ingapirca, colocando en la entrada del Museo, una piedra con su nombre. Allí seguirá viviendo en el recuerdo. (O)