Gobiernos de Colombia y Ecuador cierran filas en torno a estabilidad política

178
Los presidentes de Ecuador, Lenín Moreno (i), y de Colombia, Iván Duque (d), se saludan este miércoles durante el VIII Gabinete Binacional entre Colombia y Ecuador, en Cali (Colombia). EFE/ERNESTO GUZMÁN JR

 Los Gobiernos de Colombia y Ecuador defendieron este miércoles la necesidad de preservar la estabilidad política que consideran amenazada por infiltrados en las protestas sociales que desde hace semanas tienen lugar en varios países de América Latina.

Esa posición la fijaron los presidentes de Colombia, Iván Duque, y de Ecuador, Lenín Moreno, que hoy encabezaron en Cali, capital del departamento del Valle del Cauca (suroeste), el VIII Gabinete Binacional, en el que además reafirmaron que trabajarán por una mayor integración de sus economías y por el fortalecimiento de los instrumentos para defender la democracia en la región.

En la declaración final del encuentro los dos países renovaron además el compromiso con la concertación y la integración regional como espacios para el diálogo y la cooperación.

También acordaron nuevas iniciativas en seguridad y defensa; infraestructura y conectividad; asuntos fronterizos; asuntos ambientales, sociales y culturales e integración fronteriza.

PROTESTAS INFILTRADAS

La primera defensa de la institucionalidad la hizo el presidente Moreno, quien aseguró que “las protestas sociales sin duda alguna están legitimadas y así debe ser (…) pero hay una línea roja que no hay cómo atravesar, en la cual se busca desestabilizar al Gobierno, en la cual se agreden a las personas, se les lesiona físicamente”.

Entre el 3 y el 13 de octubre pasado Ecuador vivió una oleada de violencia, la más grave de su historia reciente, porque el Gobierno eliminó el subsidio a los combustibles, medida que posteriormente Moreno derogó para pacificar el país tras la muerte de al menos media docena de personas en los disturbios.

Según el jefe de Estado ecuatoriano esos brotes de violencia fueron provocados por “fuerzas extrañas a la paz, a la seguridad y a la libertad” y cuyos autores ya fueron “identificados”.

A renglón seguido Moreno defendió el derecho a las protestas pacíficas y aseguró que esas expresiones “sociales legitiman sin duda alguna el clamor de un pueblo, pero se tornan peligrosas cuando se filtran en ellas enemigos de la democracia y la paz; a ese grupo no le interesa el avance de los pueblos, su único interés está en mantener agendas políticas”.

RESPALDO COLOMBIANO

Duque coincidió con Moreno en sus apreciaciones y pidió echar mano de instrumentos como la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) para defender la institucionalidad.

“La democracia en nuestra región debe ser siempre preservada y fortalecida, no en vano tenemos una Carta Democrática Interamericana que defendemos, nos inspira y nos motiva”, declaró el gobernante colombiano.

Colombia no ha sido ajena a las manifestaciones callejeras y desde el pasado 21 de noviembre se suceden casi a diario protestas contra la política económica y social de Duque.

El mandatario colombiano reconoció que los gobiernos deben escuchar las expresiones que “nuestros ordenamientos constitucionales contemplan hacia las protestas pacíficas de la ciudadanía”, pero destacó que los dos países condenen “de manera diáfana la violencia porque la violencia solamente busca deteriorar la democracia y las libertades de los ciudadanos”.

Si bien Duque defendió las manifestaciones populares pacíficas, también condenó a quienes “han pretendido pescar en río revuelto y aprovecharse de las expresiones genuinas de la ciudadanía para tratar de incidir con violencia para que se muten a la violencia”.

ADHESIÓN A ALIANZA DEL PACÍFICO

De otro lado, en el VIII Gabinete Binacional Colombia expresó su apoyo decidido a Ecuador para que logre su adhesión como miembro de la Alianza del Pacífico, una de las gestiones en las que ha puesto más empeño el presidente Moreno.

“Ecuador ha debido estar siempre en la Alianza del Pacífico y usted (Moreno), de manera decidida, ha tomado ese camino y nosotros impulsaremos la llegada exitosa del Ecuador”, añadió el mandatario colombiano.

Los países que conforman la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) tienen una población total de 225 millones de habitantes y un PIB per cápita de 18.921 dólares.

Con el ánimo de seguir impulsando la integración de las economías de la región, Duque aseguró que como al país le corresponde el próximo año la presidencia pro tempore de la Comunidad Andina (CAN) buscará modernizar ese mecanismo, del que hacen parte Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

LUCHA CONTRA DISIDENCIAS DE LAS FARC

De otro lado, Duque destacó el trabajo mancomunado de Colombia y Ecuador para atender las necesidades de sus poblaciones fronterizas y en el combate contra el crimen transnacional, en especial la lucha contra las disidencias de las FARC.

En ese sentido el gobernante colombiano aseguró que las autoridades ecuatorianas han logrado la captura en ese país de 70 miembros de ese grupo.

Las disidencias de las FARC al mando de Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, secuestraron y asesinaron en 2018 a un equipo periodístico del diario quiteño El Comercio, compuesto por el redactor Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

Al mismo grupo se le atribuye el asesinato de Katty Velasco Pinargote y Oscar Villacís Gómez, una pareja de ecuatorianos secuestrada en abril del año pasado cuando se desplazaba por una provincia fronteriza con Colombia. EFE