Bordan rosas y azucenas en el traje de Niño Viajero

228
La hermana Ana Graciela del Niño de Praga estima que en cuatro días más estará el vestido que usará la santa imagen. PSR

En un acto para nada común, las puertas del Monasterio del Carmen se abrieron ayer para que las hermanas, que decidieron hacer su vida alejada de la sociedad, por primera vez expliquen cómo elaboran el traje que usará la imagen del Niño Viajero en el tradicional Pase del 24 de diciembre.

En medio de las plantas y dándole la espalda a la imponente catedral de La Inmaculada, la hermana Ana Graciela del Niño de Praga sostenía una pieza que forma parte del vestido que ella empezó a confeccionar hace un mes y medio, y que espera terminar en unos cuatro días.

Sor Ana Graciela, que tiene 54 años y que antes se llamaba Aida, no recuerda con exactitud desde cuándo se encarga de confeccionar la ropa que viste la imagen del Niño Viajero cada año, pero lo que sí recuerda es que las prendas nunca deben repetirse.

Por ello, para este año, y tras revisar las docenas de trajes que ha utilizado el Niño, decidió bordar rosas y azucenas, que según ella, significan la pureza y el amor. También decidió que el color del conjunto, que está conformado por un vestido, una capa y una sobrecapa, sea lila.

Cada día, con la ayuda de las hermanas, le dedica tres horas a la vestimenta. La parte más difícil es el bordado: un hilo dorado que es conocido como hilo de oro contrarrestará el color lila para dar realce a las rosas y azucenas.

Toda la actividad que realiza en torno al traje tiene un solo significado para la hermana Ana Graciela: Dios. Y con el trabajo que realizan las hermanas, ella espera que se pueda reflejar el amor entre la población cuencana.

No solo el traje del Niño, en todo está nuestra vida y nuestra oración a Dios. En cada puntada (en el traje) va nuestra vida a Dios y el amor (…) Nosotras queremos paz y amor en las familias, entre los esposos, el respeto a los padres. Queremos paz”, dijo la hermana Ana Graciela, quien ha salido una sola vez del monasterio para ver a su padre enfermo.

El traje terminado se lo podrá observar el 24 de diciembre, día que se llevará a cabo el Pase del Niño Viajero. (AWM)-(I)