Imparable subida automotriz china

Gran cantidad de empresas modificaron su cartera de productos de modo radical con marcas asiáticas

252
En la feria “Expo Asia 2019”, organizada en Cuenca por Alianza Estratégica, hubo variedad de autos de origen asiático. ACR

Un positivo cierre de mercado 2019 se proyectaría para el sector automotor ecuatoriano, considerando que en 2018 creció un 31% en relación a 2017.

El año pasado cerró con 137.615 unidades vendidas, según registra la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade). Esto ocurrió -dice el gremio presidido por Genaro Baldeón- por la expansión del crédito, la eliminación de restricciones que limitaban el comercio de vehículos nuevos en el país y otros motivos.

Hay un factor que ha sido clave y que es el origen de la nueva composición del mercado automotor ecuatoriano: la supresión de cupos restrictivos a la importación de vehículos que permitió que las empresas evaluaran su cartera de productos y se adaptaran a una nueva demanda de consumo.

Aeade precisa: los automotores de origen chino, mexicano, colombiano y europeo son los que han tenido mayor crecimiento en participación de mercado en Ecuador, no solo ahora sino desde 2016.

Sin embargo, la Asociación hizo caer en cuenta que en 2018 los vehículos ensamblados en Ecuador y de origen coreano “continúan ocupando los dos primeros lugares en participación”.

Pero en ese año, el crecimiento del mercado automotor ecuatoriano en general se vio reflejado con el ingreso de 15 nuevas marcas y 89 nuevos modelos “con mejores precios”. Los costos de vehículos livianos se redujeron en promedio un 8% en 2018 en relación a 2016.

Marcas

Hasta diciembre 2019, José Hidalgo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Ecuatoriano China, informó a este Diario que están registradas en el Ecuador 48 marcas.

Sin embargo, él hace un recuento de la entrada de las marcas chinas y precisa que el año pasado ingresaron al país con mucha más fuerza: de 15 marcas mundiales que llegaron al país, 11 fueron chinas.
Entonces, un gran porcentaje de concesionarios e importadores ecuatorianos se han ido a esa tendencia por el crecimiento y aceptación del mercado.

Uno de esos casos es la familia Ochoa, del cantón Nabón, que durante años vendió autos usados de varios orígenes, pero por la tendencia se cambió y hoy solo comercia autos nuevos eléctricos de Asia, dijo Andrés Ochoa, directivo. Son autos incluso de 8.000 dólares con facilidades de pago y, asegura, repuestos.

El empresario cuencano Henry Eljuri, del Grupo Eljuri dueño de una serie de concesionarios en el Ecuador, en abril de 2019 anticipó que el negocio del producto chino seguirá creciendo y llega “con precios exhorbitantemente bajos”.

Tal es la situación que grandes firmas como General Motors, que antes tenía el 51% del mercado nacional (de cada dos vehículos, uno era Chevrolet) bajó este año un 27%.

La compañía Metrocar, con 18 locales en el país, también bajó casi a la mitad de las ventas.

Sin embargo, esta realidad ha sido bien vista por algunos segmentos de la economía ecuatoriana, como el mismo Grupo Eljuri que anunció una reingeniería total en sus negocios, con enfoque asiático; o la empresa privada Alianza Estrategía, cuya fundadora, Katherine Déleg, vio una gran oportunidad y organizó una “Expo Asia 2019” solo con automotores del continente asiático.

Para mañana se abre un nuevo concesionario asiático en Cuenca, el “GAC Motor”, sin contar con Great Wall que ya opera en el mercado local, Changán, JAC y otras firmas.

Chen Feng, consejero económico y comercial de la Embajada de China, informó que hoy la participación de autos chinos en el mercado ecuatoriano es muy considerable porque hace más de 10 años era el 3%, ahora es el 18% y anticipa “quisiéramos que el comercio de autos chinos pueda crecer aún más en Ecuador”.
Indicó que anualmente China produce 28 millones de unidades de autos, ocupa el 30% de la produccion mundial.

Pero ¿el auto chino es de bonito diseño y precio bajo, pero qué pasa con la calidad, los repuestos y el servicio postventa?

Chen Feng responde “debemos ver este tema por dos lados: el servicio postventa tiene que mejorar aún más, porque a veces se necesitan más respuestos; pero la relación entre el precio y calidad es muy buena…se puede competir con otras marcas y necesitamos esforzar aún más para mejorar este comercio bilateral, proveeer más repuestos y después elevar aún más nuestro servicio”. (ACR)-(I)

Industria de ensamblaje
ecuatoriana, retos

El director de la Cámara de Comercio Ecuatoriano China, José Hidalgo, ante la pregunta sigue creciendo la venta de autos chinos pero ¿qué pasa con la industria ecuatoriana de ensamblaje?

Pone como ejemplo a la empresa ecuatoriana Ambacar, representante de la fabricante china Great Wall, que tiene una ensambladora para complementar ciertas piezas del carro chino que viene al país.

Pero “ser una economía de ensamblaje no es sostenible a largo plazo, Ecuador tiene que focalizar su industria en la ventaja comparativa, en el desarrollo de la agro industria, porque competir siendo una economía de ensamblaje contra Asia, que viene años desarrollando esa industria, será muy difícil.

Entonces viene a ser una industria que solo es para el mercado interno y todo lo que es para lo interno ahí es cuando se dan oligopolios, monopolios, difícil competencia, quiebre de empresas, porque no es exportable y de traída de divisas al país”. (I)

BREVES

El apoyo de las entidades financieras con créditos, según Aeade, entre otros motivos, favoreció a la recuperación del sector automotor.

Como se recordará, años atrás hubo una demanda automotriz represada por el establecimiento de cupos de importación y salvaguardias.

Cupos y salvaguardias finalizaron con la entrega en vigencia del Acuerdo Comercial entre Ecuador y la Unión Europea el 1 de noviembre de 2017.

CIFRAS

137

mil vehículos chinos se vendieron en Ecuador en 2018, registra la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana.

39,8%

es el crecimiento del aporte de intercambio comercial automotriz China-Ecuador, son: 5.700 millones en 2018.

1.633

millones en 2018 fue la contribución del sector automotor en tributos al Estado, 738 millones más que en 2016: Aeade.