7 millones de dólares ha perdido Etapa por el servicio de televisión satelital

684
Ayer, el gerente de Etapa, José Luis Espinoza, explicó sobre los problemas que tienen algunos servicios de la empresa pública.

En un análisis realizado por la empresa ETAPA EP se determinó que el servicio de televisión satelital que ofrece desde su instauración en 2013 hasta diciembre de 2018 generó pérdidas por 7 millones de dólares.

Esto, debido a que se gasta más en pagar a los programadores y proveedores del servicio.

El número de suscriptores a la televisión satelital no es suficiente para cubrir los gastos: un poco menos de 4.000 abonados han contratado el servicio.

Según el gerente de ETAPA, José Espinoza, se necesitaría por lo menos 20.000 suscriptores para pagar los costos fijos.

Ante la situación del servicio, Espinoza explicó que debería dejar de ofertarse; sin embargo, la decisión la tiene el Directorio de la empresa municipal. Entre este jueves o viernes se reunirá para tratar el presupuesto del 2020.

Data center

Otro de los servicios que debe ser revisado en ETAPA EP es el Centro de Datos (datacenter), que se oferta a empresas que quieren alquilar espacios físicos para almacenar su información.

A la fecha, unas 60 empresas nacionales han contratado este servicio. No obstante, todavía no genera ingresos importantes.

Una de las causas por las que el Centro de Datos no ha funcionado como se esperaba, según el gerente de ETAPA, es que si bien el servicio cuenta con “niveles altos de seguridad”, todavía no cumple con los requerimientos de potenciales clientes de otros países.

Y aunque el servicio no cumple con las expectativas, se llevarán a cabo trabajos internos para aprovechar la infraestructura del Centro de Datos, ubicado en El Cebollar, y tratar de adquirir un nivel de certificación internacional.

Además, se pretende hacer alianzas estratégicas con proveedores de telecomunicaciones para potenciar el uso del datacenter.

Internet

El único servicio que genera ingresos a ETAPA es internet, por lo que pretende en el 2020 dejar de utilizar el alambre de cobre en sus instalaciones y cambiarlo por fibra óptica, ya que en Cuenca, la mayor parte de hogares todavía accede a internet mediante ese metal. (AWM)-(I).