Emprendimientos nacen de beneficiarios de bono

231
Integrantes del Comité Los Angelitos muestran la producción de más de 40 de sus compañeros; son trabajos en diversas técnicas. PSR

Leonardo Vanegas es parte del Comité “Los Angelitos”. Junto con sus 40 compañeros han emprendido en pequeños talleres artesanales para elaborar objetos en cerámica, madera, tejido y textil. Ellos tienen en común: ser cuidadores de alguna persona (familia) con discapacidad y recibir el bono “Joaquín Gallegos Lara”, de 240 dólares mensuales.

Para redondear sus ingresos, los miembros del comité trabajan en actividades que les permitan elaborar productos diversos y acudir a las ferias, espacios de promoción directa a los consumidores.

Capacitación

Muchos de los integrantes del Comité reúnen la producción, abren un estante y comercializan variedad de adornos hechos en diversas materias primas: madera, cerámica, hilo, y objetos logrados en técnicas mixtas. Ellos trabajan en propuestas que llaman la atención de los consumidores y se han capacitado en los talleres que ofrece el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

La creatividad no tiene límites. Hay adornos y hay prendas de vestir en diversos modelos y colores. Se nota la creatividad y dominio de estrategias para crear cosas nuevas. Junto al estante de “Los Angelitos”, están las mujeres que se autodenominaron “Las Heroínas”, se han especializado en tejido, pero también en café molido.

Hacemos emprendimiento, tratamos de ayudar en la casa, cuido a mi mamá que tiene discapacidad física”, dice Piedad Narváez, una de las mujeres que se dedica a moler café y venderlo bien puro.

Cada una tiene su historia. Sandra Chapa trabaja sola en arte en madera y tejas de barro. La mujer que cuida de su hijo con discapacidad elabora réplicas de casas patrimoniales en pequeña escala, hace llaveros en porcelana fría y toma pequeñas tejas para sobre ellas pintar arte sacro.

Las técnicas de pintura las aprendió en el centro de Salud de Baños, la elaboración de casas, de los saberes del esposo y la porcelana fría es reciente, una amiga le dio las fórmulas y secretos para hacer buenos productos. Su estante es lleno de color; las casas son blancas con tonos de café y marrón propio de la madera, algunas recrean los frontis de las casas de hacienda, de las casas urbanas de antaño.

Las tejas muestran imágenes de Jesús, advocaciones de la Virgen, como también motivos navideños. Colores, muchos colores emplea la mujer para estas propuestas. Este emprendimiento surgió una vez que abandonó su trabajo para dedicarse a su hijo y en los tiempos de mayor libertad proponer arte. “Las ferias son las que nos ayuda, el 13 y 14 de diciembre tendemos ferias” añade.

Hacer propuestas de artesanía y arte ayuda a sobrevivir, ya es fijo tener dos ferias al año. Todos los comités están invitados a emprender, señaló Lorena Guillén, de la Coordinación Zonal 6 del MIES. (BSG)-(I)

Cifra de beneficiarios

Según cifras del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), en el Azuay cerca de mil personas reciben el bono de 240 dólares. El bono “Joaquín Gallegos Lara” es una ayuda para personas con discapacidad severa o enfermedades catastróficas, se entrega a quienes tienen como parte del apoyo a quien cuida de ellos.

El objetivo de abrir estantes con artesanías es brindar a los cuidadores, la posibilidad de realizar un trabajo que abra el camino a una dinamización económica. A más de los talleres de capacitación, quienes cuidan pueden acceder a créditos otorgados por BanEcuador por montos de tres, cinco y hasta diez mil dólares, con una tasa de interés del 5 %. (I)