VII Festival de la Lira, agradecimientos

Rincón de Cultura Jorge Dávila Vázquez

134

Hace un par de semanas, dejé pendiente este tema, mas, con la venia de los lectores, sigo.
Precedió al trabajo del Jurado Internacional, la labor de escogencia, basada en criterios de búsqueda de lo profundo, lo nuevo, lo excelente, de los Jurados de Admisión y Selección, integrados por María Augusta Vintimilla, la gran crítica cuencana; la estudiosa Karina Marín, de Quito; el poeta, narrador y animador cultural quiteño Javier Lara Santos y el comunicador orense José Miguel Cabrera.
Todos ellos estuvieron detrás del indudable éxito del VII Festival, y contribuyeron a que se eligiera la obra del ilustre poeta mexicano Margarito Cuéllar, TEORÍA DE LA BELLEZA, para el Premio de la Lira de Oro y los 30 mil dólares de estímulo monetario; así como la Lira de Plata y la Mención honorífica de 5 mil dólares al poemario ANIMAL de la poeta guayaquileña María Auxiliadora Balladares, estímulos donados por el Banco del Austro. Aplaudimos entusiastamente a los triunfadores.

Agradezco a todos los que colaboraron en el desarrollo de esta Convocatoria del Festival, a la Municipalidad de Cuenca, y su Alcalde, siempre presente en nuestras labores; a la Prensa, por su gran cobertura; a la Casa de la Cultura, Núcleo del Azuay; a las Universidades de Cuenca, del Azuay, Católica, Politécnica Salesiana y Técnica Particular de Loja; a los animadores y moderadores de mesas redondas; a los colegios, que tuvieron participaciones admirables, numerosas, conmovedoras; a Osvaldo Encalada -editor de los textos de La Lira-, Marco Tello y Juan Cordero que colaboraron con Hernán Salcedo, Silvia Pesántez y Pangea, en su inolvidable vídeo sobre el Grupo ELAN; a los descendientes de los poetas homenajeados, baluartes en el proyecto de tributo poético; a Pablo Carrasco y Pamela Idrovo, que registraron las actividades del Festival, fotográfica y fílmicamente; en fin, a todos los que nos dieron su tiempo, conocimientos, apoyo incondicional. ¡GRACIAS!

Y al despedirme de la Coordinación del Festival, a la que no volveré, por decisión propia, extiendo mi sentimiento de gratitud a quienes dentro y fuera del Banco del Austro confiaron en mí, y a los diversos y numerosos públicos presentes en todas nuestras actividades. ¡GRACIAS! (O)