El petróleo venezolano vuelve a subir y cierra la semana en 52,45 dólares

214

La cotización del crudo venezolano mantuvo su tendencia a la alza y cerró la semana en 369,28 yuanes ó 52,45 dólares, una ganancia de 0,83 centavos con respecto a la cotización de la semana anterior de 51,62 dólares, informó este viernes el ministerio de Petróleo del país suramericano.

Tras las sanciones financieras que Estados Unidos impuso en 2017 contra algunos funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro, Venezuela dejó de usar el dólar como divisa de referencia y comenzó a ofrecer el precio de su petróleo en la moneda de China, uno de sus mayores aliados políticos y comerciales.

El tipo de cambio ofrecido por la cartera petrolera fue de 7,04 yuanes por dólar.

Este monto de 52,45 dólares es sensiblemente más bajo que las 100 unidades de la moneda estadounidense que el gobernante venezolano, Nicolás Maduro, estima que debería costar cada barril de crudo del país suramericano.

Pero desde el pasado 22 de noviembre, cuando se vendía por 50,27 dólares, el petróleo venezolano ha ganado 2,18 dólares por barril.

El Ministerio también informó sobre el precio de las otras tres cestas de referencia que, contraria a la venezolana, experimentaron retrocesos.

La del barril de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se ubicó en 63,42 dólares, después de cerrar la semana pasada en 64,21 dólares.

En tanto que el precio del WTI pasó de 58,08 dólares la semana pasada a 56,82 dólares, mientras que el Brent cerró en 62,11 después de ubicarse el viernes anterior en 63,85 dólares.

Según un informe de la OPEP divulgado en agosto, Venezuela bombeó en septiembre una media de 644.000 barriles diarios (bd) de crudo, un 11 % menos que el mes anterior, manteniendo la caída que arrastra desde hace meses.

La grave recesión económica, la crisis política en el país y las sanciones de Estados Unidos sobre su industria petrolera han llevado a la producción de crudo venezolano a su nivel más bajo en las tres últimas décadas, con la excepción del desplome en 2002 y 2003, cuando una huelga en la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) hundió las extracciones por debajo de los 100.000 bd. EFE