De Luis Humberto Salgado presentan obras en un recital

185

En alrededor de una hora se pudo apreciar una parte del universo compositivo de Luis Humberto Salgado. Seis pianistas ejecutaron un repertorio perteneciente al sub-estilo “folklórico” del gran maestro ecuatoriano.

La música con clara raigambre de nuestra patria signó el evento; y las características interpretativas de los pianistas, todas diversas, cautivaron a los asistentes.

Causó grata impresión la apertura del concierto con un joven pianista: Mateo Bravo, la sutil presencia de Jackeline Gutiérrez, y el profesionalismo de Lucas Bravo. Un acierto de los organizadores: Guillermo Meza y Andrés Torres, con el apoyo de la Orquesta Sinfónica de Cuenca.

La recreación de la vida de las comunidades indígeno-mestizas campesinas se sintió en la interpretación de Álex Alarcón. El temperamento de Andrés Torres dejó ver la brillantez compositiva de Salgado. La sobriedad levitante y concentrada de Meza, en cambio abrió la interrogante: ¿de dónde venía esta música?

La nueva edición de obras de Luis H. Salgado fue llevada a cabo por la Fundación Luis Humberto Salgado, de Quito, que en el marco del concierto fue presentada.

La obra reúne su música de cámara: las sonatas para violín, violonchelo y viola, respectivamente, y constituye la primera realización de tal magnitud. Las Sonatas son de principio de los sesentas y de 1973. (REM)-(I)