Alemania, Francia, Portugal, el “grupo de la muerte” en la Eurocopa

25
Eurocopa

Las dos últimas campeonas del mundo, Francia (Rusia 2018) y Alemania (Brasil 2014) y la vencedora vigente del último gran torneo continental, Portugal en Francia 2016, componen, juntas, el grupo F de la Eurocopa 2020, el “grupo de la muerte”.

Si después de cada gran torneo siempre suele haber alguno que sobresale por el potencial de sus inquilinos en esta ocasión el azar provocó la cohabitación de tres de los equipos más potentes en los años recientes. Plagados de futbolistas referentes en el ámbito mundial, las estrellas se concentran esos días en Múnich y Budapest, sedes del cuarteto que completará el ganador de la repesca entre Hungría, Rumanía, Islandia y Bulgaria.

De hecho, el vencedor de estas cuatro selecciones jugará ante Portugal, el vigente campeón, en Budapest, mientras que ese mismo día, el 16 de junio, en Múnich, Francia y Alemania se estrenarán en la presente fase final. Las dos últimas campeonas del mundo frente a frente.

Sin grandes estrellas pero con un grupo de jugadores ya consolidados busca Alemania su cuarta corona de campeón. Tras la decepción de del último Mundial, donde no superó la fase de grupos, el equipo de Joachim Low pretende recuperar un trono que por última vez conquistó en Inglaterra 1996.

Las semifinales en Francia 2016 y en Polonia Ucrania 2012 son sus registros en las dos ediciones recientes. El madridista Toni Kroos o veteranos del Bayern como el meta Manuel Neuer al que amenaza el alto nivel del portero del Barcelona Marc Andre Ter Stegen, o el del Borussia Dortmund Marco Reus lideran un conjunto en el que ya se asientan jugadores de camadas posteriores como Joshua Kimmich o los delanteros Timo Werner y Serge Gnabry.

Los choques con Francia y Portugal calibrarán la madurez de Alemania, que brilló por última vez en Brasil 2014.

El cuadro galo, sin embargo, se sostiene en un grupo de jugadores de alto nivel, con gran repercusión y que está asentado como el rival a batir en los torneos. Finalista en la pasada Eurocopa, donde ejerció de anfitrión y de favorito, derrotado en la final por Portugal, el conjunto de Didier Deschamps recuperó su aureola hace dos veranos, en Rusia.

Al talento de sus futbolistas Deschamps ha conseguido unir un gran potencial físico y una notable implicación. A la calidad de Kilyan Mbappe, actual referente francés o de Antoine Griezmann o Kinglsley Coman se unen portentos como Paul Pgba, Ngolo Kante, Moussa Sissoko o Tanuy Ndombele o implicados para la causa como Oliver Giroud, atacante de referencia.

Los dos últimos grandes eventos devolvieron a Francia al mapa después de una etapa gris. Afronta el equipo de Deschamps la conquista de su tercer título tras el que logró en Francia 1984 y en Bélgica y Holanda 2000, y prolongar un dominio similar al que logró España con los triunfos en dos Eurocopas y un Mundial.

Portugal completa la terna de aspirantes a ocupar uno de los dos primeros puestos del grupo, aunque el tercero puede tener opción y avanzar hacia las eliminatorias.

Afronta la defensa de la corona que consiguió cuatro años atrás en París. De nuevo bajo el liderazgo de Cristiano Ronaldo, que puede vivir su última gran competición, y el aire fresco que le proporciona Joao Félix, el conjunto luso de Fernando Santos aspira a prolongar la mejor era de su historia.

No tuvo un tránsito fácil por la fase de clasificación Portugal con Cristiano Ronaldo sumido en el reto de alcanzar los cien goles con ‘las quinas’.

Portugal, que terminó segunda en el Grupo B por detrás de Ucrania, está a la espera del momento con el que alcance la competición hombres como Goncalo Guedes, del Valencia y otros al alza como Bruno Fernandes, del Sporting o el central Ruben Dias, del Benfica.

La octava participación portuguesa en una fase final, séptima seguida, en un torneo donde Portugal suele sobresalir. Un título, una final, como anfitrión en el 2004, y tres semifinales, resumen el papel luso en la historia de la Eurocopa.EFE.